Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios, si continúas con la navegación entendemos que aceptas su uso.AceptarMás información
Blog "Apatía emocional: La certeza de un deterioro" creado por Paulina Ramírez psicologa integrante del equipo de Qualia, Psicología y Salud Emocional, con sede en Granada"Apatía emocional: La certeza de un deterioro"
Atender una necesidad o una apetencia propia, es de vital importancia porque en él está la semilla de nuestro propio bienestar. 


Por Paulina Ramírez 
Blog > Apatía emocional: La certeza de un deterioro
Blog "Apatía emocional: La certeza de un deterioro" creado por Paulina Ramírez psicologa integrante del equipo de Qualia, Psicología y Salud Emocional, con sede en Granada

Apatía emocional: La certeza de un deterioro

Publicado el 15/10/2012 por Paulina Ramírez

Oscuridad

Aunque entiendo el deterioro como parte de la vida, la dejadez en la que caemos algunas veces, es para morirse de pena.

¿ Cuántas veces al día sentimos la necesidad de hacer algo que nos apetece y terminamos la jornada sin haberlo hecho? Nos abandonamos por distintos motivos, o porque no tenemos tiempo o porque estamos más pendientes de los demás que de nosotros mismos, o porque hacer algo por nosotros nos resulta difícil o pretencioso. Y así sumamos apatía y restamos satisfacción.

Mi idea con este blog no es buscar las causas de tal desatención, sino poner luz en el acto mismo de la desidia en la que todos caemos, para que tomemos conciencia de que la "caridad comienza por casa"-como se dice en Chile, mi país natal.  

 

Imagen que ilustra el blog "Apatía emocional: La certeza de un deterioro" creado por Paulina Ramírez psicologa integrante del equipo de Qualia, Psicología y Salud Emocional, con sede en Granada

Luz

Al atender una necesidad o una apetencia propia, nos alimentamos y este acto nutritivo es de vital importancia porque en él está la semilla de nuestro propio bienestar.

Aprendimos que el acto de satisfacernos a nosotros mismos es egoísmo, pero la necesidad de gratificarnos es genuina y básica, no es un capricho. No se trata de estar siempre en el polo de la satisfacción como los narcisistas, pero tampoco en el polo del abandono.

Todas las sociedades en algún momento del año, pintan sus casas y ponen flores nuevas en las macetas. Somos nuestra propia casa y el abandonarnos trae consigo el saqueo y el deterioro, lo mismo que les sucede a las viviendas a la intemperie.  
    

Detalles

La mayoría de las veces que nos damos permiso y nos detenemos a pensar en lo que nos apetece, nos contactamos con cosas sutiles: un abrazo, una sobremesa de domingo con los amigos o la familia, observar un atardecer de otoño hasta que las primeras estrellas aparezcan, comer chocolate negro, escuchar a Led Zepellin... está claro que nombro los pequeños detalles que a mí me dan placer. Cada uno tiene los propios y satisfacerlos no es egoísmo, sino restauración
    

Fotografía de Paulina Ramírez

Paulina Ramírez

Psicóloga Especialista en Terapia Gestalt, miembro de la Asociación Española de Terapia Gestalt y miembro del Equipo Terapéutico de Qualia, Psicología y Salud Emocional. Formada en Teatro Terapéutico. Finalizando la Formación en Psicoterapia Integrativa.

CategoríasOpinión

Publicar un comentario

Comentarios

  • (16/10/2012 - 21:55h.) Ana Recuerda

    Es tan obvio que con frecuencia lo olvidamos y acabamos cortando siempre por el mismo sitio, nosotros mismos, y eso rompe nuestro equilibrio personal. Nos complicamos escuchando en exceso a nuestra mente y desatendemos a nuestro corazon. "lo esencial es invisible a los ojos..."

  • (17/10/2012 - 09:24h.) Paulina Ramírez

    Sí Ana, Saint Exupery lo señaló de forma magistral; nos alejamos de lo esencial, de lo obvio y nos complicamos más de lo debido. Gracias por tu comentario

  • (21/02/2013 - 16:12h.) Psicologo

    Me ha parecido muy interesante

  • (21/02/2013 - 16:57h.) Paulina Ramírez

    gracias

  • (13/07/2013 - 06:38h.) Mar Souto Ramírez

    Gracias Pau, bicheando por internet, acabo de ver este blog, precisamente cuando me he acostado con esta palabra y llevo unos mesecillos en situación. Da gusto tener compañeros que escriben tan estupendamente y con ello también ayudan a los demás.

  • (14/10/2016 - 18:47h.) Rosmerta Saez

    Realmente somos como un caracol, todos los bienes materiales ayudan a amueblar, proteger y cuidar nuestro cuerpo que es como nuestro caparazón desde el cual avanzamos día a día en esta carrera llamada vida. cuando hice click en el enlace, el artículo ya me había conquistado!

 

Identificación

Si quieres, puedes utilizar tus datos de Qualia, Facebook o Twitter, de forma que aparecerá tufoto junto a tu comentario, y no será necesario que vuelvas a introducir tus datos en futuros comentarios.

 

Nuevo comentario

(Tu e-mail no será visible por el resto de visitantes.)