Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios, si continúas con la navegación entendemos que aceptas su uso.AceptarMás información
  • Blog de Qualia. El blog de los terapeutas de Qualia
  • Presentación del libro "Nadie puede hacerle daño a una piedra". ¡¡ESTÁS INVITADO!! No te la pierdas
  • ¡RESERVA TU PLAZA! Retiro urbano intensivo de gestalt, música y meditación con Albert Rams.
    Blog > Entradas del autor "Ana Fernández"
    Fotografía de Ana Fernández

    Ana Fernández

    Fisioterapeuta Especialista en Terapia Gestalt e Integrativa, Co-directora de Qualia, Psicología y Salud Emocional, miembro de la Asociación Española de Terapia Gestalt y profesora asociada de la Universidad de Jaén.

    • 04/03/2013 por Ana Fernández

      Proyecciones de una madre

      La relación con los hijos es una gran oportunidad de comprobar qué asuntos no tenemos resueltos. Las proyecciones de nuestros sentimientos, al trasladar a nuestros hijos aquello que sentimos nosotros y que creemos que también sienten ellos son un ejemplo de lo importante de revisarnos constantemente. 

    • 18/02/2013 por Ana Fernández

      A mis 40 años, viviendo el Aquí y Ahora

      A veces nos encontramos en la vida con situaciones que hacen que seamos conscientes del momento especial en el que vivimos. Los 40 años son un momento peculiar, en el que te puedes encontrar entre dos generaciones que te ponen en evidencia lo efímero de la vida. 

      Comentarios:
      5
      0
      0

      Categorías: Opinión

    • 04/02/2013 por Ana Fernández

      La escucha en la maternidad. Cómo escucharme me ayuda a ser madre.

      A veces, la ilusión de una madre por darle lo mejor a su hijo siguiendo las recomendaciones de qué es “lo mejor” para su bebé puede hacer que esa madre pierda contacto con su propia necesidad y la de su hijo.
      En realidad todas las madres tienen, en su interior esa “sabiduría interna” que les dice, si son capaces de escucharla, lo que se necesita en cada momento, más allá de manuales. Fomentando la escucha al propio cuerpo y al hijo nacido de éste se fortalece el vínculo entre estos dos seres y se puede atender mejor la necesidad de ambos.