Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios, si continúas con la navegación entendemos que aceptas su uso.AceptarMás información
  • Blog de Qualia. El blog de los terapeutas de Qualia
  • Presentación del libro "Nadie puede hacerle daño a una piedra". ¡¡ESTÁS INVITADO!! No te la pierdas
  • ¡RESERVA TU PLAZA! Retiro urbano intensivo de gestalt, música y meditación con Albert Rams.
    Blog > Entradas del autor "Carmen Téllez"
    Fotografía de Carmen Téllez

    Carmen Téllez

    Psicóloga Especialista en Terapia Gestalt, miembro del Equipo Terapéutico de Qualia, Psicología y Salud Emocional. Especializada en Terapia Cognitivo-Conductual y Psicología de la Educación y Adolescencia. Trabaja en Centros de Secundaria y Formacion de Profesores. Formada en Terapia Integrativa (Programa SAT de Claudio Naranjo).

    • 03/12/2012 por Carmen Téllez

      ¿Por qué sufrimos? La meditación como alivio al sufrimiento

      Una breve revisión del dolor y del sufrimiento, para saber algo más de la causa de nuestro malestar emocional habitual. Y cómo la meditación pone conciencia y nos da la claridad para ver cómo nosotros mismos nos generamos el sufrimiento. 

      Comentarios:
      12
      0
      0

      Categorías: Meditación

    • 11/09/2012 por Carmen Téllez

      Introducción a la Meditación II

      Después de haber recorrido el panorama que predispone que la meditación se esté divulgando y extendiendo como práctica, quizás cabe ahora ir realizando una aproximación a un concepto que puede entenderse como la base de la meditación: La atención.  

      Comentarios:
      5
      0
      0

      Categorías: Meditación

    • 02/07/2012 por Carmen Téllez

      Introducción a la Meditación I

      La práctica de la meditación y de mindfulness se está extendiendo. Vamos a hacer un breve acercamiento a cómo se ha ido produciendo este fenómeno, para luego ir comprendiéndolo más en profundidad en otros artículos posteriores. 

    • 23/12/2011 por Carmen Téllez

      LLegar a donde ya estamos

      Contamos con la suerte de tener muchas de nuestras necesidades vitales cubiertas, y a la vez una gran incapacidad para disfrutar de lo que ofrece la propia vida. De alguna manera es una incapacidad para poder sentir satisfacción o plenitud.