Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios, si continúas con la navegación entendemos que aceptas su uso.AceptarMás información
Blog "Capas de la neurosis" creado por Paulina Ramírez psicologa integrante del equipo de Qualia, Psicología y Salud Emocional, con sede en GranadaLa neurosis es un trastorno de maduración. Es el tránsito entre el apoyo ambiental -de las personas que nos rodean– al autoapoyo. 

Por Paulina
Blog > Capas de la neurosis. El enfoque terapéutico de Fritz Perls
Blog "Capas de la neurosis" creado por Paulina Ramírez psicologa integrante del equipo de Qualia, Psicología y Salud Emocional, con sede en Granada

Capas de la neurosis. El enfoque terapéutico de Fritz Perls

Publicado el 10/11/2014 por Paulina Ramírez

¿Qué es la neurosis?

En mi blog, “La neurosis como evitación y como trastorno del crecimiento en Terapia Gestalt”, hago referencia a la definición de Fritz Perls sobre la neurosis: síntoma de una maduración incompleta. La maduración estaría dada por el tránsito entre el apoyo ambiental -del cual todos necesitamos en un primer momento – al autoapoyo. El concepto de neurosis de Perls está más relacionado con la educación que con la medicina, pues va orientado hacia el aprendizaje que tenga la persona en su camino hacia el impasse: punto en el que el apoyo externo ya no existe y el interno no se ha formado todavía.

Es este punto el que en general evitamos aferrándonos al apoyo externo, como niños a la falda de mamá, principalmente porque no nos fiamos de que seamos capaces de autogeneranos el apoyo necesario y además porque fantaseamos con que algo terrible nos ocurrirá si probamos a ser responsables de nuestra propia vida. 

    

Capas o estratos de la neurosis según F. Perls

Dentro de una visión más completa de la estructura de la neurosis de Fritz Perls, la dividió en cinco estratos que va de más a menos superficial y son las capas que la persona va atravesando cuando profundiza y comienza a ser consciente de sus mencanismos neuróticos.

El primer estrato es el de los clichés. Es la capa más superficial y donde se mueven las buenas formas del trato casual. Tenemos conversaciones así a diario en donde no se escucha ni se dice nada, en donde no nos miramos a los ojos ni nos vinculamos. Es el estrato más mecánico, más automático y más frío.

La segunda capa es la de Eric Berne o Sigmund Freud, que es donde se juegan o se representan los roles. Este estrato se refiere al personaje que representamos ante los demás: al matón, al niño bueno, a la seductora, etc., que no son más que medios de manipulación para lograr lo que se quiere del ambiente. Perls dice de los roles que son estrategias superficiales y sociales de vinculación. Clichés y roles componen el estrato del “como si”. Es decir, vamos por la vida “como si” fuera una persona segura, por ejemplo, y tengo una cantidad enorme de estrategias aprendidas e inconscientes para que ni los demás ni yo misma me de cuenta de mi inseguridad ni vulnerabilidad.

 

Si el sujeto es capaz de traspasar los roles y el “como sí”, se enfrenta al tercer estrato de la neurosis:

El impasse. Aquí se vivencia la antiexistencia pues al dejar el rol de lado, el sujeto ya no sabe quién es. Aquí es donde generalmente vienen las crisis porque el rol ya no sirve, no acomoda, ni da bienestar, pero no sabemos “vivir sin el”. Estamos en tierra de nadie. Es es este momento – ojalá antes – donde yo siento que el acompañamiento terapéutico se hace más que nunca necesario porque para atravesar dicho impasse es imprescindible que la persona se fíe de que puede sostenerse a sí misma, pero para eso tenemos primero que apoyarnos en alguien que le enseñe a confiar.

Tras el impasse surge la cuarta capa o estrato: muerte o implosión. La idea aquí es lograr un contacto verdadero con lo muerto que da como resultado la explosión, la quinta y última capa de la neurosis. En ella, la muerte retorna a la vida mediante la vivencia y expresión de las emociones genuinas del sujeto. Al tener contacto con lo muerto que hay dentro, con lo inhabitado, el sujeto conoce de sí lo que ha reprimido o guardado durante toda su vida porque lo rechaza. El que se vio siempre como una persona correcta, seria, exigente y reprime su torpeza, por ejemplo, en cuanto la ve, al mismo tiempo que habita lo “muerto”, le da vida a eso “muerto” y, no es de extrañar que, tras el primer impacto, explote en rabia o en llanto. Desde mi experiencia personal y profesional, dicha explosión es más liberadora que destructiva y la experiencia de traspasarla da la verdadera sensación de bienestar que, desde nuestra neurosis, buscamos una y otra vez fuera sin darnos cuenta de que somos responsables absolutos de nuestro bienestar emocional. 

    

Reseña

De Casso, P., (2003). Gestalt, Terapia de la Autenticidad. Barcelona: Kairós.

 

   

Publicar un comentario

Comentarios

  • (17/11/2014 - 13:34h.) Cristina Schaaf

    Buenas tardes, Paulina! Me ha resultado interesantísimo el enfoque de este artículo. Muchas gracias! Me gustaría traducirlo al alemán, ya que tengo aquí en Alemania (Saarbrücken) una consulta de terapia Gestalt. Una vez traducido el artículo, podría publicarlo en mi página web (www.raum-für-dialog.eu), mencionándote a tí como autora y mencionando a Qualia. Qué te parece? Me lo permites? Estoy segura que sería de gran interés tanto para mis clientes como para mis companieros alemanes.

    En espera de tus noticias te envío un carinioso saludo, Cristina Schaaf

  • (17/11/2014 - 21:31h.) Paulina Ramírez

    Buenas noches Cristina. Me halaga que quieras traducir este blog. Desde luego, no hay problemas. Me hace ilusión verlo en alemán, así que cuando lo tengas, por favor mándame el enlace para verlo, aunque sé que no me enteraré de nada.
    Este blog es producto de mucha gente generosa que ha compartido lo que sabe, así que, qué menos que seguir el ejemplo. Si pudieras poner la reseña del libro que cito en tu traducción, sería genial.
    Te agradezco el comentario y el interés.
    Un abrazo

  • (24/11/2014 - 13:10h.) Cristina Schaaf

    Buenas tardes, Paulina! Pues enseguida me pongo a ello. Muchas gracias. El libro de la reseña es el de P. de Casso "Gestalt - Terapia de la autenticidad", verdad? Lo apuntaré también, como no! Encantada de dar a conocer tu artículo. En cuanto lo tenga traducido, te envío el enlace. Desde niña he crecido con ambos idiomas, de forma que me es fácil traducirlo correctamente. Seguro que algún que otro término sí que entenderás!

    Un abrazo y muy cariñosos saludos

    Cristina Schaaf

  • (25/11/2014 - 14:13h.) Cristina Schaaf

    Buenas tardes, Paulina,

    mira, ya he publicado tu reportaje en mi página web! He aquí el enlace:

    http://www.raum-für-dialog.eu/artikel-downloads/

    A ver si te gusta. Muchos saludos

    Cristina Schaaf

  • (26/11/2014 - 09:18h.) Paulina Ramírez

    Cristina muchas gracias. Tu página se ve mu interesante. Ha quedado muy bonito y me ha hecho mucha ilusión.
    Gracias de nuevo. Un abrazo.

  • (23/07/2015 - 20:58h.) Juan Miguel Agüero Escobar

    Lo primero darte las gracias paulina por el articulo, me ha encantado y emocionado porque ha sido un transitar en paralelo por mi biografía hasta el dia de hoy. Al leer lo del impasse, me viene la similitud de resistir a soltar la anterior cuerda, hasta haber agarrado la siguiente. Encontrar dentro de uno el autoapoyo, en contra del apoyo de fuera.

    Lograr un contacto verdadero con lo muerto, seria como una resurrección a lo genuino.

    Maravilloso articulo Paulina, me ha venido muy bien.

    Por cierto, al darme cuenta que soy el primero en escribir de mi grupo, quiero denunciar al personaje que cada vez menos represento y que me ha hecho creerme mejor o mas eficaz por mi diligencia. No he podido frenar sentir esto, pero lo denuncio publicamente.

  • (24/07/2015 - 14:52h.) Luisa

    El papel social y el de los roles no me parece muy difícil de pasar ahora el impasse yo lo siento como un va y viene , cualquier contacto externo me mueve otra vez del sitio , quedarme en el vacío para que las partes más alienadas ocupen su lugar y pueda verlas me resulta muy difícil . Me da taquicardia , tristeza, rabia , desesepracion , ahora mismo lo vivo como un carrusel emocional , me quedo quieta y dejo que suba y baje con la confianza de caer para ver , así que no se si acabaré explotando o no . Aqui estoy y de algo me servirá ahora mi tenacidad.
    Muchas gracias Paulina , es muy clara la exposición .

  • (27/07/2015 - 12:09h.) Gabriel Romero Marín

    Ir pelando la cebolla para ir "explosionando" en las distintas capas, las distintas neurosis de las que nos componemos. Sin duda, un camino arduo a la vez que hermoso y, como bien dices Paulina, liberador, muy liberador.
    Gracias por desmembrar la teoría.
    Abrazos

  • (05/08/2015 - 13:45h.) Gloria Cobo

    Tenemos la palabra "neurótico" muchas veces en la boca, y con la lectura de este artículo, me queda clara la definición de neurosis. Osea, que ahora al neurótico le puedo decir "inmaduro", borrando el sentido peyorativo que pueda tener. Y lo de las capas, queda clarísimo en tanto que en la formación Gestalt, quien más y quien menos, ya hemos experimentado ese vértigo: cuando me asomo a la sima de la no existencia, cuando siento el vacío y la muerte en mi interior, cuando rompo en llanto o en ira, y me queda tremenda sensación de paz después...

    Me llama mucho la atención el "enfoque educativo" del concepto neurosis en Perls. Y es que venimos a la vida a aprender a vivir, y mientras no soltemos la cuerda que menciona el amigo Juanmi, para asir la propia, no diremos que estamos viviendo, realmente. Y esta madurez, que todos ansiamos, va y viene, conforme vamos haciendo arquitecturas de las capas de la cebolla, hasta que esta explota y desaparece. ¿Lo veremos? Pero qué divertido es, mientras tanto...

  • (02/09/2015 - 10:28h.) Alicia Martínez

    Paulina me ha encantado la claridad con la que describes como atravesar la neurosis, la importancia de quitarle fuerza al carácter que nos esconde, para entrar en algo más genuino que tenemos muerto, no disponible para nosotros y que necesitamos tener disponible para la vida.
    Para conseguir esto soltarnos de lo que somos, para agarrarnos a lo que no sabemos cómo funcionará, tenemos que comprobarlo, es un gran acto de valentía y de confianza en nosotros y en el otro, sin duda ahí hay crecimiento y bienestar con nosotros mismos.

  • (12/09/2015 - 08:57h.) África Haro

    Para mí, lo más dificultoso de todo este proceso es ir experimentando como todas las creencias y valores que me inculcaron y que yo asumí como mías se van derrumbando. Otro aspecto inquietante, también es, ser consciente de mi responsabilidad en todo lo que hago, lo que me obliga a renunciar a la comodidad y falsa tranquilidad que supone echarle la culpa al otro sistemáticamente como forma en muchas ocasiones de solventar las situaciones.
    Cuando vas descubriendo todo eso te sientes perdida. Te sientes como un edificio que se va derrumbando y que hay que ir reconstruyendo de nuevo. La sensación más presente en mí en esos momentos ha sido el vacío, la apatía, la inquietud, el desarraigo, el sentimiento de soledad.
    A partir de ahí, vengo y voy, a veces acierto, otras voy dando palos de ciego, de cualquier manera lo que me ocurre lo vivo teniendo más conciencia de lo que ocurre, que no es poco. Eso me produce mucha satisfacción, porque siento que es el punto de partida y que a partir de ahí viene lo demás.
    Gracias Paulina.

  • (01/10/2015 - 12:16h.) Cris

    Paulina me ha encantado la claridad con la que describes como es ese ir atravesaperlsndo las capas de la neurósis cogiendo como referencia a Fritz Perls, pero especialmente, el cómo es el atravesar esa última capa donde tomamos contacto con lo reprimido, con la sombra, con lo rechazado de nosotros mismos y cómo aunque sea algo doloroso es el modo de volver a la vida, el modo de alcanzar el bienestar y la madurez emocional.

  • (01/10/2015 - 23:15h.) Esther Cuenca

    Gracias, es muy didáctico. Conocer las etapas y exactamente que es neurosis, buscando ese apoyo que bloquea la maduración.

    "Somos responsables absolutos de nuestro bienestar emocional"

    En este momento creo que estoy dando muerte a mi "niña buena", y aparecen explosiones de rabia... interesantes.
    Aunque como podréis imaginar me esta resultando difícil, por una parte aceptar esta emoción como sana, y por otra desahogarla en un espacio seguro.
    Responsabilizarte de algo que es casi desconocido, es un reto, algo hermoso para crecer y ser.

  • (29/11/2015 - 13:47h.) NOE

    Muy interesante el artículo Paulina, yo antes relacionaba la neurosis con la locura irracional, y me ha gustado verle este significado.
    Me identifico con las etapas, ahora no sabría qué capa tengo pero voy transitando por todas, según las experiencias que voy viviendo.
    Cambié un rol por otro y probé cómo me sentía, quise cambiar totalmente mi forma de ser, y cuando viví el vacío de no ser nada, es cuando me dí cuenta que no se trata de cambiarme sino de quedarme con lo que me hace sentir plena y desechar lo que no me sirve, y sobre todo, confiar en mi autosuficiencia o mi autoapoyo, aunque me resulta bastante difícil viniendo de una familia sobreprotectora.
    Mi vida ha tenido unas cuantas experiencias de muerte interior y reconstrucción, sobre todo en las relaciones de pareja, y he aprendido a reconocer mi parte de responsabilidad en mi bienestar emocional.

  • (03/01/2016 - 14:45h.) María Dolores Salazar Vargas

    "El concepto de neurosis de Perls está más relacionado con la educación que con la medicina, pues va orientado hacia el aprendizaje que tenga la persona en su camino hacia el impasse: punto en el que el apoyo externo ya no existe y el interno no se ha formado todavía". Descubrir que el impasse llega o mas bien los impasses y que los pude atravesar fue maravilloso, un aprendizaje de autoregulacion que no habia tenido antes, una sensacion de vaciado que me dejo sin fuerza para seguir aferrada y una confianza interna en una experiencia totalmente reveladora de mi verdadero camino. Gracias Paulina.

  • (12/01/2016 - 18:56h.) ANGELES RODRIGUEZ MARTIN

    Para mí hablar de neurosis es hablar principalmente de evitación, en ese asfixiante y estrecho espacio es donde he sentido que me he situado y ha transcurrido la mayor parte de mi vida; afortunadamente en este momento voy sintiendo la maduración en esa pérdida lenta pero progresiva del automatismo de evitar, sólo el hecho de ir empezando a vivenciar e interiorizar el sello emocional que me deja la identificación de la evitación primero y después la capacidad y el compromiso conmigo misma de no entrar y situarme en ella, por el grado de infelicidad que eso me supone en este momento, me está facilitando el recorrido desde el dependiente y frustrante apoyo externo hasta el comienzo de saborear las primeras "mieles" que suponen el experimentar el propio autoapoyo, que me impregnan de una mayor confianza en mí misma con el bienestar y la armonía que supone el empezar a transitar ese nuevo "camino liberador".

    Gracias Paulina por tu claridad siempre tan didáctica !!!

  • (05/05/2016 - 18:34h.) Amanda Inés Martínez

    Perfectamente claro. Y muy útil para comprender y poner orden a lo que me sucede. Sobre todo después de que me haya sucedido, o mientras atravieso estas capas. Porque, como otras veces y sobre otros asuntos, hace tiempo que leí esta teoría y que la entendía a mi parecer sin llegar a comprender cómo era de lo que hablaba.
    Una vez sé cómo se vive identifico perfectamnete las capas, aunque a veces en avance y retroceso hacia ellas, en mi caso, y entremezcladas. Eso sí, cada paso es un paso dado y, como dice Paulina, gacias al acompañamiento terapéutico que he podido ir transitándolas con apoyo y cierta seguridad. De hecho, gracias a él he podido transitarlas. De otra manera me resulta muy difícil pensar que hubiera sido posible.

  • (10/05/2016 - 18:29h.) Cristina Martín de Somodevilla

    Me ha encantado este articulo por la gran claridad a la hora de expresar el contenido.
    Leyendo el articulo me doy cuenta de que a pesar de ver mis clichés y algunos de los roles que ejerzo, aun no he llegado a poder deshacerme de ellos. Los veo, y también veo como estropean mi bienestar emocional, pero aun me cuesta dejarlos a un lado, por esa fantasía de que algo va a pasar, de que ese miedo se puede cumplir.
    Se que estoy cerca, pero me entra un cosquilleo en el pecho al pensar que voy a dejar de lado mi rol, este que me ha servido durante tantos años de mi vida y que a día de hoy me sigue proporcionando pequeños beneficios, a corto plazo, pero nunca a largo plazo. Me cuesta desidentificarme de él, y cuando hago algo que normalmente no haría mi rol, enseguida aparece el miedo y algo de ansiedad, como si mis miedos se fueran a cumplir.

  • (09/07/2016 - 09:20h.) Marc

    Es curioso, en estos artículos nunca se hace hincapié en que este procedimiento es una rueda. Que hay tantos impasses como roles y viceversa. Que es dentro y fuera del tarro.

  • (02/09/2016 - 01:37h.) Lorena Quesada

    Me resulta muy bueno para mi el poder identificar el proceso que estoy llevando. El gusano se va a hacer mariposa quiera o no quiera, llegará a estas mismas deducciones a través de su propia experiencia; sin embargo considero que poder identificar que es lo que se va a caminar con tanta claridad puede hacer el camino un poco mas relajado y seguro. Ya sabes, no es lo mismo saber que es lo que te va a pasar en la sala del parto a llegar y encontrarte con el marrón sin saber nada. Lo cierto es que yo ya voy por la explosión y la muerte.. de haberlo sabido antes.. En fin, muchas gracias de nuevo por tu aportación. Es siempre un placer leerte ( y escucharte). Un saludo

 

Identificación

Si quieres, puedes utilizar tus datos de Qualia, Facebook o Twitter, de forma que aparecerá tufoto junto a tu comentario, y no será necesario que vuelvas a introducir tus datos en futuros comentarios.

 

Nuevo comentario

(Tu e-mail no será visible por el resto de visitantes.)