Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios, si continúas con la navegación entendemos que aceptas su uso.AceptarMás información
Blog "De fobias y fantasmas" creado por Paulina Ramírez psicóloga y terapeuta integrante del equipo de Qualia, Psicología y Salud Emocional, con sede en Granada"De fobias y fantasmas"

Tener una fobia limita y hace sufrir, implica sentir algo que muchas personas no sienten y algunas veces ni siquiera entienden. 

Por Paulina Ramírez  
Blog > De fobias y fantasmas
Blog "De fobias y fantasmas" creado por Paulina Ramírez psicóloga y terapeuta integrante del equipo de Qualia, Psicología y Salud Emocional, con sede en Granada

De fobias y fantasmas

Publicado el 25/06/2012 por Paulina Ramírez

Imagen del blog "De fobias y fantasmas" creado por Paulina Ramírez psicóloga y terapeuta integrante del equipo de Qualia, Psicología y Salud Emocional, con sede en Granada

De fobias

Miedo o rechazo hacia un estímulo específico llevado a su máxima expresión. La persona que padece una fobia va restringiendo su vida cada vez más por la hipervigilancia que tiene hacia el estímulo fóbico y esta situación le provoca una ansiedad elevada. En realidad, tener una fobia limita y hace sufrir y muchas veces es muy incómoda pues implica sentir algo que muchas personas no sienten y algunas veces ni siquiera entienden. 

Yo creo en fantasmas

La existencia de los fantasmas no está en cuestión. ¡Existen! Hemos hecho un milenario y laborioso trabajo para construirlos y para que formen parte nuestra. Además, los hemos construido con un objetivo particular y muy serio: asustarnos. Y el éxito de esta construcción psíquica es indudable porque vivimos asustados y evitando enfrentarnos a ellos. La paradoja se cierra sobre nosotros mismos: hemos construido una jaula perfecta

De fobias y de fantasmas

El miedo ante un estímulo fóbico es real, la persona no exagera ni quiere llamar la atención, simplemente está herida y es la herida quien habla. Dicha herida es su fantasma. En Terapia Gestalt escuchamos a nuestros fantasmas, ellos guardan una información de nosotros mismos muy valiosa y los aprendemos a escuchar de la mano de alguien que ya ha oído a los propios. De la mano de alguien, el miedo se vuelve menos miedo

Reseñas

Vera, M.; Roldán G., (2009). Ansiedad Social. Manual práctico para superar el miedo. Madrid: Pirámide.

Fotografía de Paulina Ramírez

Paulina Ramírez

Psicóloga Especialista en Terapia Gestalt, miembro de la Asociación Española de Terapia Gestalt y miembro del Equipo Terapéutico de Qualia, Psicología y Salud Emocional. Formada en Teatro Terapéutico. Finalizando la Formación en Psicoterapia Integrativa.

CategoríasTerapia Gestalt

Publicar un comentario

Comentarios

  • (26/06/2012 - 10:35h.) M. Iluminada Madrid Gómez

    Me recuerda eso de "lo que más miedo da es lo que más se desea". Creo que es una frase de F. Perls y me parece absoluta e irremediablemente cierta. Si soy capaz de entrar y mirar cara a cara esas fobias seguro que puedo abrirle la puerta a la jaula. El siguiente paso es salir de ella. Es curioso: la puerta está abierta y no salimos, a veces. Ahí es donde creo que interviene el apoyo, la ayuda del otro. Mi experiencia es que valentía y apoyo son sinónimos de apertura, de vencer resistencias porque para mí las fobias enquistadas no son otra cosa que inmovilismo y lo que me provoca son unas ganas temendas de sacudir, de sacudirme para seguir creciendo. Gracias chilena linda.

  • (26/06/2012 - 11:38h.) Arturo Fernández

    ¿Víctimas?

    Salgo a la calle con los ojos bien abiertos.
    Miro, busco atentamente entre la muchedumbre un gesto que me diga que eres tú.
    Que eres tú quien me pisa, quien me agarra, quien no me permite avanzar.
    Y preguntarte ¿por qué?,
    ¿por qué yo?
    ¿A caso no te traté bien?
    ¿A caso no te di lo mejor de mí?
    Fui yo quien curó tus heridas,
    fui yo quien te levantó del suelo,
    fui yo quien te cantó cuando no quedaba nada.
    ¿Y ahora qué?
    ¿Quieres que me quede cruzado de brazos mientras tú me calumnias y arrancas mi verdad?
    No, esta vez no.
    Quiero cogerte con mis manos.
    Quiero romperte los huesos.
    Quiero verte sangrar como yo sangro.
    Y humillarte.
    Humillarte y gritar que no te necesito.
    Que eres un lastre, un peso muerto.
    Y tirarte por la borda.
    Y deshacerme de ti.
    Sigo caminando, sigo acechándote, sigo cerrando el cerco.
    Súbitamente paro. Miro un escaparate y ahí estás...
    Eres tú. Soy yo. Somos yo. Yo y el miedo.

    Arturo.

    "Sólo las ganas de que suceda lo harán posible"

    www.comprenderaprender.blogspot.com

  • (27/06/2012 - 09:52h.) Paulina Ramírez

    Me ha gustado eso de sacurdirte y seguir creciendo, es muy gráfico y muy real, Lumi. Es como esos grandes estiramientos que nos damos por la mañana para desperezarnos. Gracias por tu comentario.

  • (27/06/2012 - 09:56h.) Paulina Ramírez

    Miro un escaparate...somos yo y el miedo. Así también siento yo el miedo, Arturo, está en todas partes cuando, pero a medida que voy sintiendo el miedo real el otro deja de apoderarse de mi. Gracias por tu comentario

  • (06/06/2014 - 15:00h.) Jose Rodríguez

    Yo decidi buscar en este tema de los fantasmas, porque anoche soñé que un primo mio a quien admiro mucho, me hablaba sobre "fantasmas emocionales de la mente" asi como esta escrito. No recuerdo bien lo que el me explicaba sobre eso.. pero me desperté asustado y haciendole números a porqué habria de soñar que alguien me hablara de una frase que no habia escuchado jamás con esos adjetivos, "fantasmas emocionales de la mente". Me pareció extraño escuchar por primera vez, (que yo recuerde) dentro de un sueño algo así.

 

Identificación

Si quieres, puedes utilizar tus datos de Qualia, Facebook o Twitter, de forma que aparecerá tufoto junto a tu comentario, y no será necesario que vuelvas a introducir tus datos en futuros comentarios.

 

Nuevo comentario

(Tu e-mail no será visible por el resto de visitantes.)