Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios, si continúas con la navegación entendemos que aceptas su uso.AceptarMás información
Blog > Gestalt Transpersonal (Parte I)

Gestalt Transpersonal (Parte I)

Publicado el 08/07/2016 por Paulina Ramírez

Introducción

Dependiendo del paradigma psicológico en el que estemos situados, el trato a lo transpersonal puede adquirir un matiz más o menos patológico. La controversia no parte desde lo transpersonal en sí mismo, sino desde el lugar del cual es mirado. De esta forma, una conciencia trascendente o una experiencia mística, pueden ser tratados como regresiones patológicas del ego o regresiones neuróticas a la unión con pecho.

Desde la Terapia Gestalt tenemos una visión Humanista y Filosófica de este tema, de esta forma, lo transpersonal se vuelve una investigación subjetiva enfocada con responsabilidad individual, conciencia y autenticidad, que va más allá de los límites de la Psicología tradicional

 

El desarrollo de la conciencia es un proceso de renuncia 
a las identificaciones exclusivas, estrechas y parciales
 para ir descubriendo otras más amplias y globales mediante el desapego

Paco Peñarrubia


Lo transpersonal de la Gestalt

¿Por qué se llama transpersonal a su terapia?

Porque trasciende a la persona.
Enseña a mirar hacia arriba, a las cosas grandes, y a valorar la vida como un tesoro.
Sus pilares son la veracidad –descubrir la verdad de uno mismo–, el coraje –tener el valor de decir lo que hay– y la libertad para salir de condicionamientos y automatismos y apostar por lo que quieres.

(Claudio Naranjo, Revista Muy Interesante, Entrevista: Así te sana la mente la Terapia Gestalt)


La Gestalt Transpersonal es un Método de Investigación de las experiencias humanas que afectan a la conciencia. Dicho impacto en la conciencia cobra el adjetivo de trascendente porque va más allá de lo que conocemos de nosotros mismos. En mi blog anterior, "Crisis: Una visión gestáltica del crecimiento personal", señalaba que el ser humano es sensible a su propia evolución y que, por lo tanto, lo natural en él es trascender. De esta forma, lo que hacemos en Terapia Gestalt cuando utilizamos este método es acompañar un movimiento humano innato, pero poniendo consciencia y autenticidad en el proceso.

El acto espiritual de lo transpersonal está presente en el hecho de tomar atención a lo cotidiano, a lo que está ocurriendo, no a lo que debería estar sucediendo, tanto dentro como fuera de nosotros. Este sólo hecho sustituye la fantasía y a los automatismos para dar paso a un nivel de consciencia más profundo. Sin ello, sin “limpiarnos de condicionamientos”, no podemos trascender. Por eso es tan importante el autoconocimiento, porque es la única forma de ver lo que nos impide crecer.

Si el autoconocimiento es el primer paso, el segundo sería la integración de las polaridades más allá de los dualismos presentes en el psicoanálisis (psiquis-cuerpo), para dar paso a una Súper - Visión de nosotros mismos. Ser testigos, más que controladores, de lo que sentimos, pensamos y hacemos, con el fin de observarnos con una mirada que ponga más el acento en dar luz que en reprimir lo que no nos gusta del otro y de mi.

La consecuencia de mirarme con ojos comprensivos, conscientes y responsables de lo que me está impidiendo crecer, es que me hago cargo de mis mecanismos neuróticos y dejo de proyectar mi enfado, frustración e inmadurez a las personas que me rodean y que, por lo general, son a las que más quiero y más me quieren. También dejo de exigirles que me hagan la vida más cómoda. Esto limpia el vínculo y me permite trascender a un nivel de contacto humano en donde el desapego a mi forma dañina de relacionarme conmigo y con el resto, se transforma en bienestar y algunas veces en felicidad.

Si lo transpersonal no acontece en lo cotidiano, no hay forma de trascender al ego.

Paulina Ramírez

 

Reseñas

- Peñarrubia, F. 2006.“Terapia Gestalt. La vía del vacío fértil”. Madrid. Alianza Editorial.

- Maslow, Capra, Dass, art, Wilber, Coleman, Grof y otros. 1982. Más allá del ego. Textos de psicología transpersonal. Roger Walsh & Frances Vaughan (1980), Editorial Kairós, S.A. (1982)

Fotografía de Paulina Ramírez

Paulina Ramírez

Psicóloga Especialista en Terapia Gestalt, miembro de la Asociación Española de Terapia Gestalt y miembro del Equipo Terapéutico de Qualia, Psicología y Salud Emocional. Formada en Teatro Terapéutico. Finalizando la Formación en Psicoterapia Integrativa.

CategoríasTerapia Gestalt

Publicar un comentario

Comentarios

  • (26/09/2016 - 12:23h.) pilar navarro alvarez

    Deja aquí tu comentario...

  • (21/12/2016 - 09:00h.) Ana

    Sin autoconocimiento no puedes crecer, y menos trascender y te quedas en las nubes comprando, deseando y maldiciendo...menuda vida,no?

  • (21/12/2016 - 13:26h.) ALEJANDRO BALLESTEROS BARNIE

    En uno de los talleres dijeron que desde el enfoque de la Gestalt lo espiritual y trascendente estaba intrínsecamente relacionado con la experiencia cotidiana, con lo más humano y mundano de nosotros. Esta reflexión me ha llevado a ese momento de nuevo.

    Me resuenan también las palabras de Paulina cuando dice que no es tanto qué se hace sino desde donde se hace. Porque incluso el camino espiritual puede ser una forma de estar evitando la Vida tal y como es.

    Todo está sucediendo Ahora.

    Gracias por la oportunidad de reflexión, un abrazo.

  • (25/12/2016 - 12:49h.) Carlos Sánchez

    Esta mañana me levanté, después de lavarme la cara (algo que ya hago automáticamente sin apenas esfuerzo y sin cuestionarme) me fui a la sala de estar, antes de desayunar (lo que más me apetecía) me obligué un poco a recoger la sala y satisfago la necesidad introyectada de hacer algo antes de desayunar y me siento satisfecho de mi esfuerzo mientras desayuno, es como que me he ganado el desayuno.
    Después me dispongo a hacer otras gestiones y la tarea de comentar este artículo y me veo interrumpido por visitas, no salen las cosas como yo esperaba y surge la frustración, mecanismos y neurosis varias, incluso cuando intento estos condicionamientos surgen mecanismos neuróticos del tipo ".si lo dejo pasar y no hago nada estoy siendo un pringado, cualquiera normal pensaría que soy gilipollas que así no se puede ir por la vida, que si no reacciono todo el mundo se aprovechará de mí y perderé lo que tengo y me veré sin nada." o mecanismos del tipo ". tengo la sensación de que lo que estoy haciendo es pasar de todo y eso me traerá consecuencias negativas.".
    Finalmente consigo llegar a no sentirme mal con la idea de ignorar los condicionantes, no respondo a lo que está ocurriendo y hacer nada, me quedo conmigo mismo que suele ser una experiencia de bienestar, relajado, calmado, creo que es a lo que se refieren algunos cuando dicen que por lo general el estado natural del ser humano es el de sentirse bien, estar feliz, así, me siento testigo de todo eso que estaba ocurriendo sin sentirme afectado por ello, después he finalizado esta tarea de comentar el artículo y me doy cuenta de que me siento satisfecho por ello y me pregunto ¿si ahora me dejo sentirme satisfecho por haber terminado este trabajo entonces ya no estoy siendo testigo de lo que me está ocurriendo?... bueno, seguiré investigando.

  • (26/12/2016 - 09:08h.) pilar navarro alvarez

    Creo que con tu explicación Paulina, he entendido lo que es transcender en Gestalt, creo que es aceptar a mi observador paciente y amoroso, conocerme de verdad en cada situación y vivir mejorando cada momento.

  • (27/12/2016 - 17:09h.) Rocio Osuna Rico

    Me gusta esta idea del trascender como evolución, para lo que se requiere la conciencia (o esto he entendido). Me sorprendo de como algo tan aparentemente simple como es prestar atención a lo que está ocurriendo, que es la puerta de entrada a la conciencia, a veces me cuesta, perdiéndome en cosas banales, en justificaciones, en acusaciones, que funcionan como automatismos. Me quedo con la idea de que sin conciencia no se puede trascender. En eso ando, en aprender a ser testigo de lo que me pasa y de lo que pasa, que me permita dejar de controlar, desapegarme y dejar de identificarme siempre con lo mismo para poder ocuparme de lo que realmente me pasa (aceptándolo me guste o no) y estar en el mundo con los pies bien asentados en la tierra. Sin prisa pero sin pausa... bueno, si me paro un poco a sentir lo que he dicho...en realidad sí que tengo prisa...

  • (02/01/2017 - 20:59h.) Mª Carmen Román

    Gracias Paulina. Me has abierto una puerta a través de la cual dirigir mis esfuerzos para hallar el tan deseado bienestar y, como tú dices, quizás la felicidad.
    TRASCENDER
    Ir más allá en el conocimiento de nosotros mismos. Algo que hemos de intentar poniendo conciencia y autenticidad, pero para lo cual, inevitablemente ,hemos de dejar de lado nuestros condicionamientos. Un segundo paso sería integrar nuestras polaridades. Con suerte quizás dejar de proyectar nuestro enfado en otros, normalmente los más importantes de nuestra vida. Limpiar nuestro vinculo con esas personas, dejar de exigirles que nos hagan la vida más cómoda.
    Estoy tan sólo al inicio de este camino. Espero seguir trabajando en mis objetivos.

  • (03/01/2017 - 15:51h.) Ruth

    Simplemente el hecho de no proyectar el enfado hacia otros, hacerme cargo de que soy yo la única responsable de mi "estar bien" en la vida y ser consciente de cuando me polarizo e integro dichas polaridades en mí, ya que soy ambas, va cambiando mi entorno, mejora mis relacciones con los demás y no me frustra que esta u otra cosa no pasen, ya que vivo el aquí y ahora sin esperar acontecimientos, solo siendo consciente y aceptando lo que me acontece. Ahora se, que pasito a pasito, voy trascendiendo.

  • (27/01/2017 - 13:25h.) Marina Gutiérrez Fernández

    Después de la lectura del articulo caigo en la cuenta que podemos resumir la transcendencia en el autoconocimiento, ya que es consecuencia de dicha trascendencia, el autoconocimiento a la integracion de polaridades, después de tal integración damos paso a una mayor visión de nosotros mismos y nuestra consciencia, eso da paso a una responsabilidad de ser y estar en este momento. En no buscar fuera, en dejar de proyectar enfados, frustraciones en mis seres más queridos. Me deja claro como lo transpersonal transforma los vinculos en bienestar conmigo y con las personas que me rodean.

  • (15/02/2017 - 17:00h.) Merce

    Estoy de acuerdo,que depende del lugar donde cada uno esté, lo Transpersonal puede adquirir un matiz más o menos patológico.En la Gestalt,he comprobado, que es un Método de Investigar las experiencias humanas que afectan a la Conciencia, en el hecho de tomar atención a lo cotidiano, a lo que está ocurriendo.Siendo testigo más que controlando.
    Me hago cargo de mis mecanismos neuróticos y dejo de proyectar y de exigir a los demás.Veo mi verdad y esto me hace la vida más cómoda,libre con bienestar.

  • (17/02/2017 - 16:09h.) Bea Carazo

    creo que es un articulo muy esclarecedor de lo que intentamos hacer en Gestalt- mirar lo cotidiano desde uno mismo, no de lo que los demas deben hacer por nosotros, desenmarcarar esa parte oscura nuestra e integrarla con nuestra persona para poder ver la pelicula completa y no la mitad de lo que deseamos ver. Mirarnos con amor y comprension ante nuestra dificultad y seguir creciendo

  • (28/05/2017 - 21:25h.) Estrella G.M.

    Me parece muy clarificador este artículo, me lleva a algo conocido, repetido, en esta formación, atención a lo cotidiano, sustituir la fantasía y los automatismos por un nivel de consciencia mas profundo, el aquí y ahora, cada vez va cobrando màs sentido en mi vida.

    Veracidad- coraje- libertad.

    Lo que me ha llegado en profundidad, porque es algo muy mío, es el dejar de proyectar mi enfado, mi frustración e inmadurez a las personas que me rodean, dejar de exigirles que me hagan la vida mas cómoda, lo reconozco, a veces lo detecto y puedo parar, observar y seguir trabajando en ello para conseguir como dice Paulina limpiar el vínculo transformar mi forma dañina de relacionarme conmigo y con el resto, en bienestar y felicidad. TRANSCENDER.

    He repetido el texto y siento que es lo que necesito repetir, repetir, para que impregne mi vida y mi corazón para ampliar mi conciencia.

 

Identificación

Si quieres, puedes utilizar tus datos de Qualia, Facebook o Twitter, de forma que aparecerá tufoto junto a tu comentario, y no será necesario que vuelvas a introducir tus datos en futuros comentarios.

 

Nuevo comentario

(Tu e-mail no será visible por el resto de visitantes.)