Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios, si continúas con la navegación entendemos que aceptas su uso.AceptarMás información
Blog "La ilusión de llevar la razón" creado por Paulina Ramírez psicóloga integrante del equipo de Qualia, Psicología y Salud Emocional, con sede en GranadaLa necesidad de llevar la razón en toda discusión no es más que un síntoma de poner fuera lo que realmente debemos poner dentro; un error muy común en las parejas.

Por Paulina Ramírez
Blog > La ilusión de llevar la razón
Blog "La ilusión de llevar la razón" creado por Paulina Ramírez psicóloga integrante del equipo de Qualia, Psicología y Salud Emocional, con sede en Granada

La ilusión de llevar la razón

Publicado el 10/06/2014 por Paulina Ramírez

Crítica y queja

Acertar nos crea la falsa ilusión de que podemos estar por sobre el otro. Nos quedamos conformes y tranquilos porque es que si “yo tengo la razón” eso me da derecho a pensar a que es el otro quien tiene que cambiar. Lo que digo se ve muy claro en la queja o en la crítica constante, dos herramientas que taladran el oído y la consciencia de quien argumenta y de quien escucha. Un ejemplo clásico de lo que digo es cuando uno hace una fila para cualquier trámite y en el tiempo de espera escuchas y argumentas cientos de formas de cambiar el sistema educativo o financiero, quejándote y criticando la forma en que lo hacen los demás. Esto se agudiza en tiempos de crisis porque no nos gusta asumir el hecho de que tenemos responsabilidad en cómo están las cosas en estos momentos.

Otro ejemplo clásico es cuando uno de los cónyuges cuenta los problemas que tiene con su pareja. Aquí también juegan un papel muy importante la queja y la crítica porque es el otro quien debería comportarse de otra forma porque mí forma es la cierta, la razonable y la lógica.

     

La ilusión de llevar la razón

Es una ilusión porque tener certezas sólo me da información sobre mí, no sobre el otro. Si yo tengo la certeza absoluta de que mi pareja tiene que cambiar su agresividad al hablar y no veo qué es lo que me sucede a mí cuando habla de esa forma, no estoy tomando la responsabilidad que me corresponde. Si a mí me da miedo y prefiero pasar por sobre ese miedo diciendo que es mi pareja quien tiene que hablar de otro modo porque así no se puede hablar, me aferro a algo que no está sucediendo, a una ilusión.

Lo que realmente está sucediendo es que a mí me da miedo que me hable de esa forma y no estoy considerando la posibilidad de decírselo. Prefiero que mi pareja cambie de actitud y yo no trabajar lo mío.

    

Fotografía de Paulina Ramírez

Paulina Ramírez

Psicóloga Especialista en Terapia Gestalt, miembro de la Asociación Española de Terapia Gestalt y miembro del Equipo Terapéutico de Qualia, Psicología y Salud Emocional. Formada en Teatro Terapéutico. Finalizando la Formación en Psicoterapia Integrativa.

CategoríasTerapia Gestalt, Opinión

Publicar un comentario

Comentarios

  • (27/04/2018 - 23:52h.) María

    Me he sentido bastante representada leyendo el artículo... A veces las parejas discutimos por tonterías y lo peor de todo es que mientras lo hacemos apenas nos escuchamos entre nosotros. Sólo queremos llevar la razón y tener la última palabra... Sin duda habéis dicho un montón de buenos consejos para parejas que todo el mundo debería seguir.

    Mi novio y yo tuvimos hace un tiempo una mala época y la verdad es que discutíamos por todo, hasta que un día nos comenzamos a escuchar el uno al otro y a dejar el ego atrás. Desde entonces nuestra relación de pareja es mucho más feliz y bonita. Así que yo recomendaría a todo el mundo que se ponga en los zapatos de la otra persona. Si lo piensas, la verdad absoluta no existe y lo que tú piensas no es más valioso que lo que pueda pensar otra persona.

 

Identificación

Si quieres, puedes utilizar tus datos de Qualia, Facebook o Twitter, de forma que aparecerá tufoto junto a tu comentario, y no será necesario que vuelvas a introducir tus datos en futuros comentarios.

 

Nuevo comentario

(Tu e-mail no será visible por el resto de visitantes.)