Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios, si continúas con la navegación entendemos que aceptas su uso.AceptarMás información
Blog "La tercera soledad" creado por Paulina Ramírez psicologa integrante del equipo de Qualia, Psicología y Salud Emocional, con sede en GranadaLa tercera soledad es angustiante y no tiene edad. Algunos la describen como el fondo de un pozo. Otros como apatía profunda. 

Por Paulina Ramírez
Blog > La tercera soledad
Blog "La tercera soledad" creado por Paulina Ramírez psicologa integrante del equipo de Qualia, Psicología y Salud Emocional, con sede en Granada

La tercera soledad

Publicado el 27/01/2014 por Paulina Ramírez

La primer soledad: la buscada

Pienso que este tipo de soledad tiene que ver más con nuestra evolución. De niños vamos buscando cada vez más espacios de independencia y de autosuficiencia. A todos nos es familiar cuando vamos a ayudar a un niño y él nos responde: "no, yo solito".

De adolescentes necesitamos nuestro espacio donde podamos desarrollar nuestra identidad propia. No hay más que recordar nuestra habitación de aquella época llena de poster, cuadernos, música y tesoros escondidos. Nuestro santuario.

Ya llegados a la etapa adulta, este tipo de soledad nos es necesaria para perfeccionar proyectos e ideas que queremos llevar a cabo. Ponemos en juego nuestra capacidad de concentración y nuestra intuición.  

   

La segunda soledad: la incómoda

Este tipo de soledad, aunque incómoda, es momentánea. La soledad se vuelve incómoda cuando el deseo de estar acompañados por alguien en concreto no se da. También es incómodo estar con alguien con el que nos sentimos solos o estar en un sitio donde no queremos estar.

Esta soledad es a partir de un deseo que no se cumple. Y aunque es transitoria la molestia, nos puede enseñar y dar mucha información de qué es en realidad lo que deseamos, con cuánta intensidad y para qué. Si somos capaces de acceder a toda esa información, el desagrado se vuelve nuestro aliado, porque el deseo generalmente va acompañado de una necesidad neurótica.

"Necesitamos" estar con alguien para que nos haga sentir bien, como si ese alguien tuviera un poder especial. A la inversa es lo mismo, huimos de la presencia de una persona porque nos incomoda. Nadie tiene el poder de hacernos sentir bien o mal. Entonces, ¿qué es lo que buscamos en realidad?

Personalmente estoy muy lejana del hábito de no desear neuróticamente, sin embargo el tomar consciencia de ello me da mucha información útil y, sobre todas las cosas, responsabilizarme de mi bienestar. 

   

La tercera soledad: el abandono

Es angustiante y no tiene edad. Es una herida de la cual no tenemos imágenes ni recuerdos. No podemos relacionarla con nada. Simplemente la sentimos. Algunos la describen como el fondo de un pozo. Otros como apatía profunda. Para mí es dejarme caer en una tristeza muy honda.

Por mi propia experiencia y la de algunos pacientes, este tipo de soledad llega sin avisar, generalmente en momentos en que todo está bien en nuestra vida. Natura es sabia y abre compuertas cuando siente que podemos soportar. De esta forma, la tercera soledad, nos contacta con una profunda sensación de abandono.

Es de un valor incalculable poder entregarnos a esa sensación, de ella salimos con entereza, que no es fuerza ni valor, más bien se trata de una combinación de paciencia y confianza.  

   Blog "La tercera soledad" creado por Paulina Ramírez psicologa integrante del equipo de Qualia, Psicología y Salud Emocional, con sede en Granada

Fotografía de Paulina Ramírez

Paulina Ramírez

Psicóloga Especialista en Terapia Gestalt, miembro de la Asociación Española de Terapia Gestalt y miembro del Equipo Terapéutico de Qualia, Psicología y Salud Emocional. Formada en Teatro Terapéutico. Finalizando la Formación en Psicoterapia Integrativa.

CategoríasPsicología, Opinión

Publicar un comentario

Comentarios

  • (28/01/2014 - 18:56h.) Pilar

    Excelente articulo. Identificar la soledad que se esta viviendo ya es de gran ayuda para vivirla sin miedo y comprenderla.
    Gracias

  • (31/01/2014 - 13:16h.) Paulina Ramírez

    Gracias Pilar

  • (31/01/2014 - 22:38h.) Miguel García Fernández

    Gracias Paulina, tu comentario sobre esta tercera soledad me reconforta y asienta mi actitud frente a ella. Las palabras son llaves, y esta de "abandono" tiene un poder especial en mí... ¡es refrescante!.

  • (27/02/2014 - 18:35h.) Elena

    Totalmente de acuerdo, te sientes solo, es inevitable, la identificas y buscas recursos para aceptarla y sacrale el aspecto positivo

  • (04/03/2014 - 19:22h.) Yani

    Muy cierto! Lo más relevante de la soledad es reconocerla y busca recursos para aceptar, así dar paso a explotar el lado positivo de la misma. Gracias Paulina por compartir.

  • (06/09/2014 - 15:47h.) Rafael Rodriguez Garcia

    Gracias, Paulina.
    Son unas reflexiones verdaderamente penetrantes.
    De modo especial me llega la de la "tercera soledad", que la expones con tanta claridad... y me resulta reconfortante lo que dices... Paz- ciencia y...confianza...

  • (06/09/2014 - 15:47h.) Rafael Rodriguez Garcia

    Gracias, Paulina.
    Son unas reflexiones verdaderamente penetrantes.

  • (01/02/2016 - 11:24h.) Verónica Tapia Ormazábal

    Paulina,el tema de la soledad para mi EStema. Siento que los seres humanos siempre estamos solos,aunque nos esforzamos por no estarlo. Excepcionalmente, si llegas que alguien te conozca ,te escuche en todas tus dimensiones, que son muchas,podrías no estarlo. Pero son sólo chispazos. Osho dice que somos pobres,yo creo que somos solos.

  • (12/03/2018 - 13:10h.) Victorbi

    Creo que el tema de la soledad, lo mejor es reconocerla, y pienso que es cuando se debe ser más feliz en ese momento, osea el admitirlo, también tenemos un problema que es la sociedad en la que vivimos es como una frase que leí aquí: http://frasescortas.top/frases-vida/frases-filosoficas/ y me hizo mucho reflexionar sobre la soledad en general y demás... como el abandono y demás...

 

Identificación

Si quieres, puedes utilizar tus datos de Qualia, Facebook o Twitter, de forma que aparecerá tufoto junto a tu comentario, y no será necesario que vuelvas a introducir tus datos en futuros comentarios.

 

Nuevo comentario

(Tu e-mail no será visible por el resto de visitantes.)