Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios, si continúas con la navegación entendemos que aceptas su uso.AceptarMás información
Blog "Testimonio de psicología: Cartas al terapeuta" creado por Vicente J. Martínez psicólogo especialista en Terapia Gestalt, integrante del equipo de Qualia, Psicología y Salud Emocional, con sede en GranadaTestimonio de psicología: Cartas al terapeuta. Algunos de los e-mail enviados por una paciente en ellos se puede apreciar un viaje de ruptura afectiva con las quejas y el sufrimiento.

Por Vicente J. Martínez 
Blog > Testimonio de psicología: Cartas al terapeuta
Blog "Testimonio de psicología: Cartas al terapeuta" creado por Vicente J. Martínez psicólogo especialista en Terapia Gestalt, integrante del equipo de Qualia, Psicología y Salud Emocional, con sede en Granada

Testimonio de psicología: Cartas al terapeuta

Publicado el 24/12/2012 por Vicente J. Martínez

Este testimonio recoge algunos extractos de mails cuya autora iba compartiendo conmigo entre sesión y sesión. En él se puede apreciar un viaje desde una ruptura afectiva con quejas y sufrimiento, hasta el hacerse cargo de ella misma, hacerse cargo de su propia vida, pasando por un golpe de coraje encima de la mesa, eso sí, sin mover un dedo, todo un movimiento interno. Doy las gracias a ella, te doy las gracias por tu generosidad, por mostrarte, por compartirte, por mostrar tu desnudez, por colaborar y poner tu grano de arena hacia una sociedad más genuina, responsable y amorosa…, por tu sentido del humor!!. 

   
    

31 de mayo del 2012

Rescato de este extracto la queja, la no aceptación del otro, la rabia, y al mismo tiempo un cuestionamiento sobre su modo de estar en la relación. Es de las primeras veces que ocurre un cambio de atención hacia sí misma de un modo más evidente, una invitación a la responsabilidad, a cual es su parte en su actual situación… una invitación que no la deja indiferente y que aceptará con convicción más adelante.  

Blog "Testimonio de psicología: Cartas al terapeuta" creado por Vicente J. Martínez psicólogo especialista en Terapia Gestalt, integrante del equipo de Qualia, Psicología y Salud Emocional, con sede en Granada

29 de junio del 2012

Este extracto me parece muy importante y sigue confirmando en mí que no hay buenos terapeutas sino buenos “pacientes”. Si en el extracto de antes se observa un cambio de atención hacia sí misma, en este otro se observa una transformación del sufrimiento en dolor, creo que como resultado de lo anterior, ¿y esto cómo se hace? aceptando lo que hay, aceptando el sentir, ella lo describe perfectamente… Se puede aprecio autenticidad en su sentir. 

Blog "Testimonio de psicología: Cartas al terapeuta" creado por Vicente J. Martínez psicólogo especialista en Terapia Gestalt, integrante del equipo de Qualia, Psicología y Salud Emocional, con sede en Granada

10 de julio del 2012

Aquí rescato la primera frase porque refleja lo saludable de parar y tomar un tiempo para ver cómo uno va haciendo las cosas, tomar perspectiva. Enlazando con el extracto anterior, se suma otro movimiento importante en el proceso, el de ampliar su visión yendo más allá de la que fue su relación de pareja, redirige el rumbo hacia su modo de funcionar en la vida, llegando a darse cuenta de asuntos que la movilizan internamente, un darse cuenta de esos que no pasan desapercibidos. 

Blog "Testimonio de psicología: Cartas al terapeuta" creado por Vicente J. Martínez psicólogo especialista en Terapia Gestalt, integrante del equipo de Qualia, Psicología y Salud Emocional, con sede en Granada

13 de julio del 2012

Una continuación de lo anterior, aunque con un movimiento más profundo. Le recomiendo ver una charla en nuestra web, y tiene un efecto digno de ser expuesto. Los ingredientes; redirigir la atención hacia ella, aceptar y sostener lo que hay, ampliación de perspectiva y autenticidad en su sentir… Mi sensación tras la lectura es que algo se estaba movilizando y cogiendo fuerza en su interior. 

Blog "Testimonio de psicología: Cartas al terapeuta" creado por Vicente J. Martínez psicólogo especialista en Terapia Gestalt, integrante del equipo de Qualia, Psicología y Salud Emocional, con sede en Granada

02 de agosto del 2012

Un golpe sobre la mesa con todas las de la Ley, tal cual. Un movimiento enérgico e interno, un juramento en voz alta! Me encantó la fuerza, la claridad, confieso que en estos lares no se sabe bien quién es el terapeuta. Aprecio responsabilidad respecto a su sentir y su modo de estar en la vida, un hacerse cargo, acepta de todas todas la invitación a la responsabilidad. 

Blog "Testimonio de psicología: Cartas al terapeuta" creado por Vicente J. Martínez psicólogo especialista en Terapia Gestalt, integrante del equipo de Qualia, Psicología y Salud Emocional, con sede en Granada

21 de agosto del 2012

Con este mail, tuve la convicción de que el movimiento anterior iba en serio, que perduraba en el tiempo, que efectivamente era un antes y un después. 

Blog "Testimonio de psicología: Cartas al terapeuta" creado por Vicente J. Martínez psicólogo especialista en Terapia Gestalt, integrante del equipo de Qualia, Psicología y Salud Emocional, con sede en Granada

24 de agosto del 2012

Como resultado de todo lo anterior, se crean las condiciones y recursos para encarar la herida básica del Ser, la falta de amor. Se abre la puerta hacia un nivel más profundo de exploración, trabajo y reparación.  

Blog "Testimonio de psicología: Cartas al terapeuta" creado por Vicente J. Martínez psicólogo especialista en Terapia Gestalt, integrante del equipo de Qualia, Psicología y Salud Emocional, con sede en Granada

20 de septiembre del 2012

Este mail me dio la idea de elaborar este testimonio, me parecía que se estaba realizando un trabajo muy bonito del que otros se podían nutrir. Aceptó mi sugerencia. Como se puede leer, sigue con el trabajo personal, pero ya desde otro lugar y desde una actitud mucho más constructiva.  

Blog "Testimonio de psicología: Cartas al terapeuta" creado por Vicente J. Martínez psicólogo especialista en Terapia Gestalt, integrante del equipo de Qualia, Psicología y Salud Emocional, con sede en Granada

Conclusión

Considero muy importantes algunos de los pasos en firme que se mencionan más arriba, donde cada uno de ellos parece facilitar el siguiente. En términos muy generales destaco el cambio de atención hacia sí misma, y esto poco a poco le facilita ir aceptación lo que hay, y aquello de lo que se va dando cuenta. Aquí siempre la he escuchado muy honesta y con mucha predisposición al trabajo. Al poco amplía la perspectiva hacia su vida, su modo de estar en la vida y es aquí donde decide dar un “golpe de estado” personal. Hecho que tiene un efecto que aún perdura en el momento actual de terapia. De un modo más general aún, observo una autenticidad en su sentir, seguidamente de un hacerse cargo, de tomar responsabilidades en el asunto.  

Fotografía de Vicente J. Martínez

Vicente J. Martínez

Psicólogo Especialista en Terapia Gestalt, miembro de la Asociación Española de Terapia Gestalt y miembro del Equipo Terapéutico de Qualia, Psicología y Salud Emocional. Finalizando la Formación en Psicoterapia Integrativa.

CategoríasTerapia Gestalt, Psicología

Publicar un comentario

Comentarios

  • (16/01/2013 - 19:59h.) Desirée Xyke

    Gracias a ambos por compartirlo.

  • (14/02/2013 - 08:12h.) María Jesús García

    Muchas gracias a los dos. Me ha parecido un proceso de crecimiento precioso. Como el darse cuenta y el volver la mirada hacia ella produce un cambio en su actitud.
    Me ha llegado mucho cuando dice: " Me gano a mí misma cuando dejo de intentar ganar a los demás.
    De nuevo muchas gracias

  • (14/02/2013 - 18:25h.) Pilar Dieguez

    Tomar perspectiva para sentir cómo estoy viviendo, esto implica volver la mirada hacia mí y hacerme cargo de mi propia vida, y ahí, cuando dejo de mirar por la mirilla, aparece el miedo a lo desconocido. Me ha encantado eso de "dar un golpe de estado personal". Un viaje precioso. Gracias por compartirlo.

  • (17/02/2013 - 07:03h.) Mar Souto Ramírez

    Bonito proceso de crecimiento donde se aprecia la rabia, la autenticidad, el hacerse cargo de sí mismo, darse cuenta, responsabilizarse de lo que le ocurre, sostenerlo y aceptarlo. También queda de manifiesto que un proceso terapéutico es relativamente largo en el tiempo, que para llegar a donde está no se consigue en dos días como se pretende a veces cuando se acude a un terapeuta, para que te dé la solución de lo que te ocurre, si no que uno mismo tiene que llegar a su propia solución y esto es un camino lento aunque muy fructífero.
    Gracias por el testimonio.

  • (18/02/2013 - 18:11h.) Remedios Palacios

    Al ir leyendo cada carta me identifico totalmente con esta chica. Al cambiar el foco de atención de fuera hacia dentro, te responsabilizas de que todo cuanto acontece en tu vida. En lugar de culpar a los otros, me miro y empiezo como ella dice, a ver mis propios bichos, y hacerme cargo de ellos, para hacer esto se requiere una buena dosis de honestidad con uno mismo, y por supuesto un mínimo de autoapoyo, del cual carecemos cuando iniciamos este trabajo de interiorización y de ahi la necesidad de un terapeuta para que te ayude en la travesia.

  • (18/02/2013 - 19:20h.) Remedios Palacios

    Deja aquí tu comentario...

  • (20/02/2013 - 10:18h.) Toñi Quintana

    Me ha encantado la evolución de "darse cuenta" de esta persona. ¡Qué bien que pueda responsabilizarse de lo que le pasa, de dónde está y de lo que siente! Poder tomar esta responsabilidad es aumentar el auto apoyo, es darse poder a sí misma, es quitarle poder a los demás.
    Ahí empieza la libertad y el vivir plenamente. Realmente es fantástico el auto conocimiento.
    Me viene a la memoria aquello de que: la terapia es tan buena que es una pena que sólo la utilicen los que no se sienten bien.
    Muchas gracias por compartir estos testimonios de vida.

  • (21/02/2013 - 16:05h.) Psicologo

    Me ha parecido muy interesante

  • (10/03/2013 - 11:24h.) Nicky

    Me encuentro con comentarios, sentimientos,...que también los hago míos. Me alegra ver que yo también me estoy haciendo cargo. Lo que ella llama bichos, ( a mí me gusta más eso de que "la cabra tira al monte" ), yo creo que siempre va a estar. Para mí ver eso es algo importante, y así, estar preparada para aceptarlo y poder decidir actuar de otras maneras diferentes. Y cuando no, pues no castigarme sino comprenderme. Un abrazo.

  • (11/03/2013 - 19:08h.) Salva Benítez Haro

    Podría comentar que, desde el principio del discurso de esta chica, me he visto muy reflejado prácticamente en casi todo ese material que, en distintas sesiones , se ha ído desgranando en relación a su ruptura con otra persona. Yo también me he encontrado en ese lugar y en mí, también he advertido un movimiento de conciencia que túvo su punto de partida en las quejas y en el quedarse en la frustración, en el sufrimiento, en el descontento y en la rabia, para seguir avanzando por la senda de la aceptación de lo que había, dejándo de culpar al otro, comenzándo a ver aquello de lo que yo era responsable y terminando, finalmente, por un hacerme cargo de mí mísmo, de mis circunstancias y de mi vida. Actualmente, este nuevo patrón de comportamiento, lo estoy llevando a práctica en otras áreas de mi vida. A veces consigo resultados aceptables y en otras ocasiones, vuelvo a repetir comportamientos manidos y automáticos, pero eso sí, con una diferencia: que no permanezco tanto tiempo instalado en el mal-estar, como antes hacía y me doy cuenta en un espacio de tiempo más breve, del lugar en regresión en el que me encuentro y en el que he vuelto a caer, poniéndo conciencia y en consecuencia, haciéndome cargo del mísmo para posteriormente reunir la energía y la determinación necesarias para salir de ahí.

  • (17/03/2013 - 12:04h.) Balbina Tirado Reyes

    Bastante de lo que he leido tiene que ver conmigo,con mi proceso,estoy contenta porque me voy haciendo cargo de mi,lentamente,mi impaciencia me gasta malas pasadas porque quisiera resolver ya!,y además hacerlo perfectamente!,ja ja ja... esa soy yo, pero estoy descubriendome en otros aspectos que me enternecen,cada dia estoy más ligada a mi terapeuta que como tú Vicente , está acompañandome y resonando conmigo.
    Gracias por esta exposición tan cercana, tan humana y llena de vida.

  • (22/03/2013 - 21:44h.) Rasolgi

    Un autentico ejemplo de "resposabilizarme de mis emociones" , de proyecciones e introyecciones , de darse cuenta, de estar presente en su vida, en su cuerpo mientras sus sensaciones le hablan y le cuentan para hacerla mas sabia, mas feliz y sobre todo menos dependiente del entorno para abastecerse de felicidad, tranquilidad, tristeza....

  • (24/03/2013 - 12:44h.) Conchi González

    Muchas gracias por compartir la evolucion, ese proceso interno, esa vuelta de tuerca que te hace mirar hacia dentro y ver los mecanismos, las necesidades.. y lo importante que somos nosotros mismos, con lo que hay.

  • (02/04/2013 - 10:50h.) Asun Torres

    ! Que bonito proceso!
    hacerse cargo, tomar responsabilidades, ser consciente de que se puede ser mucho más libre, aceptar lo que tengo, eso es VIVIR y arriesgar.
    gracias por compartir......

  • (19/05/2013 - 21:11h.) Toñi Sánchez Blanca

    Definitivamente me gusta este formato de Vicente y su paciente. GRACIAS a los dos.
    Me gusta ver el proceso desde fuera y me gusta sobre todo porque es un encuentro presencial y online que es el que nos muestran.
    Lo que sana es la relación terapéutica, el encuentro entre dos personas.
    No en todos los encuentros presenciales hay presencia; aunque visualmente podamos ver a dos personas no podríamos decir que este hecho en sí asegure ni la presencia ni el encuentro.
    En el encuentro online no existe la presencia física, pareciera más complicado en principio establecer un encuentro real. Sin embargo cuando la paciente de Vicente escribe en un intento de ser comprendida se comprende. Esto como veréis alumnos aventajados es mío.
    El encuentro online tiene sus ventajas.
    Para mi son la posibilidad de tener un encuentro conmigo en el momento que lo necesito, de mirarme y descubrirme, la imposibilidad de verborrear, de confundirme y confundir, de no contactar en definitiva ni conmigo ni con mi terapeuta.
    Y esto me lleva a responsabilizarme de mí misma a mirar hacia mí y no por la mirilla como dice la paciente de Vicente.

    Un Saludo

  • (10/07/2013 - 00:06h.) Alejandro Rodríguez

    Precisamente tengo un paciente, del cual he recibido mail hoy, que frecuentemente me manda poesías en los que hace alusiones a las terapias y a lo que ha obtenido de ellas y de cómo es su proceso. De alguna forma siento que durante un tiempo me he mantenido un poco distante ante ello, pues no sabía bien dónde posicionarme como terapeuta, o si esto me restaba presencia luego en terapia. Al ver el proceso descrito lo siento bien rico y creo que a partir de ahora voy a trabajar con mi creatividad de una forma más alegre, viendo lo positivo del trabajo via mail. Un buen complemento para meter un poco de mente en el trabajo, e incluso como diario de terapia. Gracias a ambos por permitir ver el proceso de terapia de esta forma tan sencilla y clara.

  • (16/07/2013 - 10:08h.) Amaya Villalonga Alba

    Me ha llegado mucho lo de saber que los "bichos" siguen atacando. Y es que a mí me da aire, espacio y alivio a tanta exigencia interna, el ir viendo cómo a medida que no evito y no juzgo lo que me pasa, puedo dejar acercarse, así de a poquito a mis bichos para irnos conociendo. E ir pudiendo decir: ah! aquí estáis de nuevo, ¿que puedo aprender de vosotros esta vez?
    Gracias por compartir el proceso.

  • (20/07/2013 - 02:50h.) Paciente

    Llegué a la terapia para salvar a mi hija y hoy me doy cuenta de que era yo quien quería nadar y no podía. Mi proceso ha sido y es convulso, lleno de contradicciones, de teatralidad. Mi edad, más que mediana, ha hecho que el proceso sea arduo porque vengo de un mundo(en el que sigo) lleno de falsedad y de miles de "peros". Han sido demasiados los años que he empleado en forjar lo que soy malgastando en ese camino demasiada energía para, ahora y aquí mismo, darme cuenta de que vivir es algo más que ser, es estar y es al mismo tiempo aceptar muchas cosas y no hacer difícil lo fácil; muchas veces consiste en no hacer, simplemente dejar que fluya el río de la vida donde unas veces soy el agua y otras el cauce por donde circula y casi siempre soy las dos cosas.



    Yo soy el obstáculo,
    el hombre que ha de saltarlo,
    soy la fuerza que se libera
    cuando salto y soy la humildad
    a la que llego cuando lo hago;
    Soy ni más ni menos que un hombre
    que me doy cuenta de que vivo
    y a veces de que amo.

    Gracias a mi terapeuta por acompañarme y a estas dos personas por mostrar el proceso de esa manera que siento ejemplar.

  • (03/08/2013 - 19:14h.) Ana Jiménez Rodríguez

    La aceptación de lo que uno va sintiendo y va conociéndose. La terapia funciona. La terapia de la presencia y la del respeto a nuestro propio proceso.

  • (24/09/2013 - 10:53h.) Reyes Sánchez Tallón

    Me ha encantado este seguimiento de crecimiento de una persona, me he sentido identificada y en mi vida han sido fundamentales los pasos que comentas:

    Cambio de la atención hacia mí misma: Poner la atención en mí y dejar de ponerla en el exterior continuamente, el primer gran paso. Empezar a escucharme a mi misma y saber desde donde me muevo en cada momento, sobre todo en los momentos de conflicto, me ayuda a conocerme y a no auto-engañarme. Me ayuda a parar y retomar la situación desde otra perspectiva.

    Aceptar lo que hay: No evitar el dolor de la situación. Aceptando lo que hay no tengo que escapar utilizando mis mecanismos, que me pierden de mí misma.

    Aprender a parar: En un momento respirar hondo y centrarme en el cuerpo y en lo que me está pasando y parar los pensamientos y con ello darme cuenta de realmente que es lo que me mueve.

    Sostener lo que hay. Me siento más fuerte desde que puedo sostener mi dolor, mi tristeza.

    Hacerme consciente y expresar mi nueva motivación de vivir de forma auténtica, sin auto-engaño y buscando mis verdaderas motivaciones vitales.

    Muchas gracias Vicente y también a la persona anónima por su generosidad.

  • (11/11/2013 - 21:28h.) ana maria

    hola buenos dias, me parece muy interante todo lo uqe publicas me gustaria ver la pelicula trolose , infieles, pero no la encuentro por ninguna parte .estoy relizando la formacion en gestal y me gustaria la enviaras el enlace
    recibe un cordial saludo y las gracias por adelantado.

  • (27/01/2014 - 12:51h.) Katty Muriel García

    Fascinada. Así me quedo después de leer esta experiencia personal que nos presenta Vicente. Veo con más claridad lo llamativamente fascinante que me parece la Gestalt...no hay secretos, ni pócimas mágicas, ni estudios; sólo conciencia.
    Una conciencia que va evolucionando a cada paso que se da en terapia y con la formación, porque, en mi caso, yo también he experimentado esa evolución.
    Me he sentido identificada en muchos "cliks" que aparecen en el texto: hacerse cargo, responsabilidad,aceptación...
    Después de leer esta experiencia he sentido impulso, vitalidad, ganas de seguir en este camino. Gracias por compartirlo Vicente y gracias a la paciente por mostrarme su experiencia.

  • (29/10/2014 - 19:36h.) Inma López Espejo

    Qué gran generosidad la de esta persona al mostrarse a nosotros así. Inmensamente agradecida a los dos.

  • (14/11/2014 - 18:24h.) Fran Serrano

    Que grande! Genial su cambio desde dentro hacia afuera, me ha conmovido leerlo, quizá porque me recuerda un poco a mi... "Hace ya dos semanas que me siento estable, sé que me queda mucho por hacer..." Esta sensación es la misma que tengo yo cada vez que hago una conquista interna...
    Seguimos!!

  • (26/11/2014 - 13:44h.) Cris

    Es hermoso el poder leer el proceso que se va dando en esta persona. Cómo va tomando conciencia y posteriormente va pudiendo aceptar lo que hay. Como va pudiendo atravesar el dolor alejandose así del sufrimiento. Responsabilizándose cada vez más de si misma.
    Aunque los "bichos" vuelvan, ya no será la misma persona que la última vez que la visitaron. Ya no seré la misma persona que la última vez que me visitaron.
    Gracias por vuestra generosidad.

  • (01/12/2014 - 14:27h.) Gloria Cobo

    Un bello testimonio sobre el crecimiento, sobre el camino hacia la salud emocional. Resueno especialmente con la fantasía del creer que puedo cambiar al otro, porque no acepto cómo es ¡cuántas veces nos topamos con esto en la vida! Tantas como nos mostrará la vida que estamos equivocados con esa pretensión. El énfasis puesto en que “no hay buenos terapeutas, sino buenos pacientes” me parece un ejercicio de humildad y de confianza, del terapeuta hacia el paciente (y un gran refuerzo para el proceso terapéutico que se vive). La visualización del “modus operandi”, del patrón de relación que desplegamos, es muy rica también, e imprescindible en todo crecimiento, y la aceptación de que eso es así, y la conciencia de que el cambio en ello es un proceso, en el que aparecerán muchos “bichos” que seguirán moviendo nuestra vida para resituarnos, resetearnos, y lanzarnos con más luz al camino. Me ha gustado la analogía del miedo a lo nuevo, como miedo a la vida, y lo importante de estar atento a los miedos, para intentar disolverlos. La imagen de la mirilla es también muy poderosa: me quedo con lo que hay dentro de casa. Y me encanta que este formato de post sea a la vez que didáctico, una especie de alegato a favor de la escritura, como medio para recordar, y a través del recuerdo, poder ver. ¡Gracias por compartiros!

  • (02/12/2014 - 19:06h.) Luisa

    Primero que todo gracias por mostrate ,paciente x.
    Yo estoy saliendo de la queja ,estoy justo ahí,cuanta culpa puedo echar sobre los demás cuando no puedo hacerme cargo de lo mío.Ahora viéndome a mi misma veo que las personas a las que culpo no pudieron ser mas que lo que son y han sido , que mas se puede pedir.
    Estoy en aceptarme y en parecerme bien con lo que soy , con lo que hay.Supongo que en breve me gustare lo veo mas cerca , al menos lo veo .

  • (06/12/2014 - 21:38h.) Juan Miguel Agüero Escobar

    Me ha costado ver el proceso de la paciente y eso me enfurecia cada vez que iba avanzando en mi lectura. Hasta he culpado a Vicente en mi pensamiento por este blog. Todo lo que sea, menos responsabilizarme de lo que estaba sintiendo. Supongo que el asumirlo sin responsabilizar al otro, tiene efectos beneficiosos para el organismo.
    Gracias Vicente

  • (21/12/2014 - 11:49h.) África Haro

    Ante todo gracias a los dos y en particular a la paciente por hacerme partícipe de cosas tan íntimas.
    Lo más importante que extraigo es saber reconocer lo que soy por lo que siento, en vez de juzgar a los demás, conocer donde están mis límites para saber como quiero estar en la vida y para evitar caer en estrategias que me hagan pagar un precio demasiado alto por conseguir el afecto de los demás. Luego es verdad que llevarlo a la práctica es dificultoso, pero darse cuenta de hacia dónde hay que ir es un gran paso. También, ser consciente de que los lobos no duermen, solo reposan, por lo que habrá que estar atenta.

  • (07/01/2015 - 18:47h.) María Luisa Torrecillas

    Paciente versus agente o haciente.
    Ese es el verdadero golpe de estado.
    Hacerme cargo de mí, asumir mi responsabilidad, ese movimiento enérgico que se traduce en un antes y un después.
    Abrir la puerta hacia un nivel más profundo de exploración, trabajo y reparación.
    Se van cayendo velos y la mirada ya no puede ni quiere ser la misma, simplemente porque yo ya no lo soy, estoy en un proceso metamórfico.
    Me parece precioso.
    El viaje más fascinante es el viaje interior.

  • (31/01/2015 - 10:18h.) Mayte

    Gran aporte el que ha dado en este artículo y se lo agradezco de corazón. Yo hago una cosa parecida en tiradacartasgratis.org pues siempre me interesa ayudar a la gente a tomar las decisiones correctas. Gente como usted demuestra que el mundo está plagado de personas bondadosas y de grandes profesionales, así que mis felicitaciones.

  • (01/02/2015 - 15:55h.) ANGELES RODRIGUEZ MARTIN

    Al leer este blog me he sentido muy identificada con la paciente en cómo ella vive el rechazo y ha sido para mí todo un ejemplo y un estímulo el comprobar cómo en ese cambio de atención hacia sí misma, sin poner tanto peso en la mirada que venga desde el exterior, es lo que más la ha ayudado y nos puede ayudar a los demás a aceptar lo que está pasando con responsabilidad, sin hipnotizarse para evitar el dolor o sufrimiento o por el contrario quedarse pegada a él.
    Esa capacidad de aceptación y ese nuevo autoconocimiento es lo que le abre la puerta de la autoayuda, esa fuerza interior, esos nuevos recursos para poder ver y sostener el cómo ella ha funcionado en su relación con los hombres hasta el momento y desde ahí la nueva predisposición a ampliar la necesidad y la capacidad de vivir el momento presente de forma más plena y auténtica y no conformarse con sobrevivir como hasta el momento estaba haciendo.

    Siento mi agradecimiento a la paciente por su predisposición tanto a mostrarse como a superarse y al terapeuta por estar con tanta Presencia en el proceso de desnudez de su paciente. Todo un ejemplo en ambas direcciones.
    Gracias a los dos !!!

  • (04/03/2015 - 19:19h.) María Dolores Salazar Vargas

    Gracias a los dos por este compartir tan genuino y autentico, me he sentido bastante identificada con mi propio proceso, no te conozco personalmente y a la vez te siento cercana, me llega mucho tu valentía.

  • (05/03/2015 - 20:33h.) Trini Olmos

    Muchas gracias a los dos por compartir este auténtico y valiente viaje. Sobre todo a la paciente por mostrarnos este pedacito de ella.

    No aceptar, proyectar, echar balones fuera, enfadarnos, protestar, no ver al otro y querer cambiarlo...Todo esto lo hacemos para no hacernos responsables de nuestra propia experiencia, para no tomar las riendas de nuestra vida, ya que hacer esto requiere una acto de valentía y no solemos estar dispuestos a ello.

    En este relato se ve cómo la paciente va haciendo poco a poco una toma de conciencia, un darse cuenta. Va conectandose con su sabiduría interior y se va dejando guiar por ella, dejándose doler. Empieza a ser honesta con ella misma y se va entregando a lo que siente, un dolor por una pérdida. Es valiente al entregarse ya que vivimos en una sociedad en la que no nos esta permitido dolernos. No esta bien visto y en cuanto aparece buscamos anestesiarlo de la forma que sea y de la manera más rápida, sin escuchar que hay debajo de ese dolor, que información nos trae.
    En cuanto uno acepta lo que hay, lo que siente y se deja, el dolor se va.
    Me gusta mucho la entrega que tiene la paciente, a pesar de sus miedos y sus peros. Se entrega a la vida intentando estar en lo que hay.
    Me vuelvo a repetir, me ha parecido un viaje muy valiente y honesto de su parte. Gracias!!

  • (07/03/2015 - 19:02h.) NOE

    Todo un viaje, leyendo estas cartas, como una película, que simplifica también muchas escenas de mi vida:
    - La vulnerabilidad que me crea que me rechacen, y cómo aún así me quedo yo también, y lo permito.
    - Cómo duele saber que aún duele, por mucho tiempo que haya pasado de la ruptura.
    - Reconocer la dificultad de vivir en mí y el miedo a lo nuevo, a lo desconocido, en el fondo me refugio para no vivir.
    - Usar mi victimismo para que me quieran.
    - Me he emocionado al descubrir: "Me gano a mí misma, cuando dejo de intentar ganar a los demás"... sin más.
    - El vacío post-fiesta, rogar que te quieran...Y por fin descubrir que puedo hacer lo que me apetezca sin tener que impresionar a nadie, sin esfuerzos, sólo para Mí.
    Mil gracias por compartirlo, a la paciente y a Vicente por ver el valioso regalo que me ha hecho.

  • (08/04/2015 - 00:39h.) Esther Cuenca

    "Ir a por lo que quiero, descubrirlo"... ¿y para que quiero lo que quiero?
    "No quiero vivir sin vivir", en ocasiones no se que vida estoy viviendo, son tantos los patrones que nos gobiernan, estamos tan condicionados, que el viaje de autoconocimiento es un camino eterno, mejor tomarlo con buen humor y alegría.
    Gracias por este hermoso compartir

  • (15/04/2015 - 11:09h.) Alicia Martínez

    Cuando leo el relato lo primero que me llega decir es que el autoapoyo y la responsabilidad hacia uno mismo es un camino, un proceso, es algo muy dicho ya, pero en mi experiencia personal he tenido que aceptar el ritmo del camino, mi ritmo y aceptar que no se puede avanzar más rápido, eso también era un intento de huir de mi mismas.
    Volver la mirada a sí misma es lo que la lleva a un cambio de actitud, donde puede hacerse cargo de lo que le pasa, responsabilizarse, aceptar lo que hay, pararse a vivirlo como una parte más de la vida, lo que nos duele también es nuestro, necesitamos acogerlo, respetarlo y dar espacio a que avance la serenidad y la paz.

  • (25/05/2015 - 20:26h.) M. Iluminada Madrid Gómez

    Uno de los aspectos que me gustan más de la Gestalt es que el propio paciente tiene las claves y las soluciones para salir de sus estados neuróticos. El terapeuta escucha y observa y hace devoluciones que le son útiles.
    En este ejemplo que cuentas se cumplen ambas cosas: la escucha activa y la asunción de responsabilidad de la paciente. Gracias por compartir Vicente y también gracias a tu paciente por hacerlo.

  • (31/05/2015 - 09:38h.) Vanesa Caballero Ruiz

    Después de leer dichos testimonios, me quedo con lo que yo considero que es la clave para superar cualquier contratiempo, problema o asunto inconcluso: asumir nuestra responsabilidad y mirar dentro de sí mismo.
    Cuando se produce dicho cambio en nuestro interior, todo cambia. Somos capaces de observarnos y de ver qué nos está pasando, de permitirnos sentir todo aquello nos vaya emergiendo, de aceptar lo que hay, de asumir responsabilidades y de ver qué podemos hacer por y para nosotros mismos.
    Al asumir responsabilidades, surgen también miedos e inseguridades hacia lo desconocido, que sólo podremos vencer si nos exponemos, nos atrevemos y nos arriesgamos, porque en definitiva, somos algo más que ese yo que nos hemos ido creando a lo largo de nuestra vida (y creído sin cuestionarlo), con el único fin de sobrevivir. El asunto está en que a veces nos olvidamos de VIVIR.

  • (08/06/2015 - 20:37h.) Cristina torres

    Me parece una exposición muy clara de un proceso terapéutico que lleva a una mujer a pasar de sentirse la víctima a ser la protagonista de su vida y disfrutar viviéndola.

    es un buen resumen de como al ir centrando a la paciente hacia una mirada al interior y una toma de responsabilidad a través del darse cuenta se consigue estar plenamente en la vida.

  • (09/06/2015 - 09:36h.) Cristina

    Me ha parecido preciosos leer su proceso...un trabajo de "adiestramiento" de aprender a estar en ti, aceptándote sin juicio, sin dramatizar, ni dañarte, porque estamos aprendiendo a hacer algo distinto algo más amoroso que nos haga estar en nosotros, cuidándonos como nadie más lo sabe hacer y respetando ese espacio y tiempo necesario para conseguirlo....

  • (21/06/2015 - 22:30h.) Rocío González Lerma

    Me ha encantado leer el proceso de este testimonio y como va avanzando en el descubrimiento de quién es y qué quiere hacer con ella misma y con su vida.

    Tomar conciencia y darse cuenta de dónde se está, y de lo que se quiere cambiar, es un gran aprendizaje en el que una misma tiene las soluciones a sus dificultades haciéndote dueña de tu SER y de tu VIDA.

  • (25/06/2015 - 21:47h.) Ana Gálvez Rubio

    Si se nos va quedando algo claro con nuestro aprendizaje en Gestalt, es que los límites y los triunfos están, en nosotros. Tenemos que trabajar para darnos cuenta de ellos y en el aquí y ahora, buscar el camino adecuado. Son procesos lentos y posiblemente dolorosos, que lleva un tiempo diferente para cada uno de nosotros, pasito a pasito... pero que con responsabilidad y aprendiendo a sostener las experiencias que se presentan, se puede conseguir.

  • (30/06/2015 - 19:43h.) GRACIA GARCIA

    Ejemplo claro de transformación , de ganas de salir de la área de confort, de vivir, de darle a la vida otro sentido , otra oportunidad y otra manera de vivirla. La desesperación, la rabia , el odio nos lleva a ver la culpa en el otro y vernos a nosotros como victimas de la situación, pero cuando la claridad mental y emocional surge aunque sea poco a poco, pasito a pasito , vamos viéndonos de otra manera distinta y por lo tanto nos vamos haciendo cargo de nosotros mismos...

  • (01/09/2015 - 18:56h.) Alicia

    Genial ejemplo de cómo la psicología ayuda a la superación personal. Yo hago algo parecido en esta web

  • (23/11/2015 - 21:37h.) LEONOR

    El camino del autoconocimiento pasa por hacerse cargo, ser responsable de nosotros mismos focalizando en nuestro interior y no en culpabilizar a los demás de cómo nos sentimos. El proceso es largo, hay que ser pacientes, aceptando lo que hay. Es muy satisfactorio ver nuestro cambio al ser mas conscientes, y poder empezar a vivir con mas libertad, en paz.

    Gracias por compartir un testimonio tan bonito.

  • (25/11/2015 - 12:25h.) Marga Díaz

    Cuando he leído el primer mail enseguida he dudado si era yo quien había escrito eso, jejeje! Siento un paralelismo enorme entre el proceso de esta chica y el mio, con los "darse cuenta", el miedo al rechazo, y las tendencias en mi forma de actuar en general. Me ha encantado leerlo a modo de ir entendiendo también mi proceso, y ver en que punto del camino estoy, así como también comprender que el camino es largo y sin embargo empieza a importarme poco eso, le voy echando paciencia, y ya no me importa tanto a donde llegue como el disfrutar de cómo se va dando. Lo miro como desde fuera, me sorprendo, sonrío, y lo disfruto. Qué inmensa es la vida y lo que nos trae...

  • (17/12/2015 - 15:28h.) Lina Martín

    Gracias Vicente y a tu paciente por compartir estos testimonios de su proceso terapéutico; ejemplifica muy bien como el trabajo personal en psicoterapia es un proceso de capas, de afuera hacia dentro y para ir despojándonos de ellas y adentrarnos en nosotros mismos es imprescindible el tomar la responsabilidad propia, atrevernos a mirarnos en el “espejo”. Cada persona tiene su ritmo de darse cuenta y a través del hilo de correos puedo entrever el respeto, paciencia y confianza por el proceso de esta paciente y por la efectividad de la terapia tanto por parte del terapeuta como de la propia paciente.
    También me parece muy útil mantener el contacto entre las sesiones a través de estos correos que pueden suponer un sostén emocional para la paciente, un mayor conocimiento del proceso para ambos y reforzar la responsabilidad en la paciente al elaborar cognitivamente lo vivido, a integrar mejor sus emociones y esta nueva forma de afrontar su vida y sus relaciones desde la responsabilidad, el respeto y el amor por ella misma y los demás.

  • (25/01/2016 - 15:52h.) Amanda

    Agradezco a paciente y terapeuta la ocasión de sentirme reconfortada en la compañía de la identificación. Estos son los grandes saltos, y personalmente considero el más importante por requerir una atención más continuada para que se dé, el mantener el foco en mí. Y tras esto, tratar lo visto con aceptación y compasión. Así lega la comprensión que sirve de siguiente peldaño, imposible sin permitir que emerja lo que de verdad ocurre en lo profundo, ignorado tras la acusación y demás actitudes que enfrían este sentir verdadero.

  • (27/01/2016 - 08:54h.) Raquel Solís

    Me he sentido muy identificada con este trabajo, veo mi camino ahí y me emociono en todo mi cuerpo...las lagrimas acuden y tomo notas para mi propio proceso...

    Y me llena de admiración la humildad y atención de este Terapeuta tan profundo y humano, tan sabio...también tomo nota para mi...

    Salir de una/o misma/o es un gran paso, saber soltar y no quedarnos pegados es de una gran valentía y liberación, saber parar y mirar con perspectiva nuestro proceso es un maná muy potente y sabroso...

    Me gusta mucho leer este proceso que pasa por el coraje y el golpe en la mesa, cuantas veces me veo y veo en otra/os esta evolución emocional y energética...ZAS! ese empujón de rabia y "jartura" que nos saca de un empujón justo cuando estamos en el borde mirando y mirando sin saltar dudando...

    Felicidades equipo paciente-terapeuta!...que bonito leeros...

  • (29/02/2016 - 22:20h.) Maria

    Sin duda alguna la psicología ayuda a la superación personal. Yo también me refugio un poco en mi web para evadir mi tiempo libre y de esta forma superarme día a día en lo personal.

  • (06/03/2016 - 21:49h.) Dolores Cano

    Me parece un ejemplo muy rico y humilde de seguimiento en el proceso, en la evolución de la persona, el verse a sí misma, el escucharse cada vez mas de cerca, más en sus silencios, permaneciendo en sí, aceptandose y aceptando su situación. Normalizandose para retomar una vida con responsabilidad. Lo que más me gusta es el nivel de escucha que se da a sí misma.

  • (06/05/2016 - 13:09h.) Cristina Martín de Somodevilla

    Cuando leo estas cartas lo que me llega es una gran conexión con ella misma, una gran capacidad de auto escucha y de honestidad. Esto me conecta con el miedo a vivir lo desconocido, a quedarme donde estoy aun no siendo feliz o no estar sintiéndome satisfecha por no ser capaz de enfrentarme a lo nuevo, de dejarme sentir vulnerable, de poder estar conmigo a solas...Me conecta con la demanda de amor constante, y con el quedarme quieta donde estoy esperando a recibir cualquier migaja de afecto o amor... no tomando la responsabilidad de mi vida, de mi propio amor y de mis sueños. Me quedo con la necesidad de darme amor en soledad y de tomar las riendas de mi vida con o sin los demás.

  • (01/08/2016 - 12:42h.) Jesús

    Leyendo el proceso que nos habéis brindado se me reactiva un cosquilleo en el esófago. Esa ansiedad y ese miedo a estar solo, a no ser querido... y como me quedo igual que la autora del relato (que siento mi compañera) atemorizado, paralizado, moviéndome con mucho cuidado no vaya a ser que cualquier cosa que haga produzca lo que temo, el rechazo o el reproche de alguien.

    Comparto contigo compañera las ansias al ver que los otros hacen mil cosas y yo me quedo mirando por la mirrilla, envidioso de no estar alli, arrastrado por la gula de quererlo todo, en todo momento y a costa de ... mi mismo.

    Afortunadamente me da alegria compartir contigo compañera el gusto que tengo últimamente por estar en mi casa, por estar solo, por no tener nada que hacer, de estar tranquilo. Lo consigo solo de vez en cuando y lo vivo como un regalo a mi mismo.

    Mi camino cruza con tu estela compañera y espero ir ganando en valentía para dejar a un lado muchos peros, probar nuevas formas de estar en la vida ampliar los límites de mi vida por el camino de renunciar a cosas. El arte de soltar. Thanks

  • (02/09/2016 - 01:17h.) Lorena Quesada

    Mientras leía el texto me venía a la mente la imagen de una escalera hacia un sótano. En cada escalón se precisa observarse y darse cuenta de si mismo para poder avanzar al siguiente. Uno tras uno se llega a lo profundo, al meollo de la cuestión, y es ahí donde están todas las respuestas. Hay que bajar, hay que profundizar, y no se puede llegar por otras escaleras, tienes que bajar las tuyas propias. A veces hay mas luz, otras absoluta oscuridad, a veces se pasa al siguiente escalón mas rápido, otras veces lento.. da igual, la cuestión es bajar. Muchas gracias a ambos por compartir esta experiencia.

  • (30/09/2016 - 14:02h.) Ana Moreno Tirado

    Me he emocionado leyendo el texto. Pone las palabras a mis sentimientos, parece que estuviese escrito para mí, pues resueno con todo lo que dice.
    Estas cartas han tocado mi alma.Mientras las leía era como si me estuviese mirando a un espejo, donde aparezco de niña, gritando: Quiéreme! Necesito que me mires! y que sigo gritando aún de adulta ,de forma disimulada con mi manera de actuar y de entender la vida.
    Al igual que la autora de las cartas ,me doy cuenta de que soy yo la que ha de quererse ,y empiezo a dirigir la mirada hacia mí misma liberando a los demás de la carga de tener que quererme, liberándome del peso de tener que gustar a todo el mundo.
    Qué proceso tan lindo y a la vez tan duro! Lo que más me conmueve es que se trata de una herida de amor, que se cura con amor, hacia uno mismo y hacia los demás. Y no me importa caerme cien veces en el camino porque ahora sé y siento hacia donde me dirijo.
    Gracias Vicente y a tí , autora desconocida, por compartirlo.

  • (30/09/2016 - 20:20h.) Amparo Martín Romera

    Poder acompañar a una persona en un proceso de duelo en el que la persona abandona sus fantasias de cambiar al otro y asume la elaboración de lo que supuso la relación, lo que no pudo ser, el vacio que deja...

    Poder elaborar las pérdidas, poder dejar atrás, vivir el presente, los vacios que haya, los puntos ciegos y, desde ahí, crecer y conectarse con la vida, con el presente, con poder ver lo que hay...

    Y poder estar con alguien que te sostiene, que escucha, que comprende, que no juzga y que sabe esperar...

    Es toda una suerte. La carga... compartida, siempre es menos carga.

  • (01/10/2016 - 13:48h.) Andrés

    Gracias Vicente por esta publicación y gracias también a la paciente que ha querido mostrar ante nosotros algo tan intimo como esto.

    Siento que leer sus mails me ha ido tocando en distintas "cosas" mias... El asunto de parar para tomar perspectiva, tan necesario y q tanto trabajo me cuesta hacer... El evitar el rechazo de los demás, el tratar de hacer q los demás me quieran, el miedo a vivir, a la soledad..

    Me ha encantado ver su evolución hacia dentro, su darse de cuenta de que es a ella misma a quién más necesita. Me llega al alma su frase de "vivir en mí". Me sirve el recordar que tenemos una fuerza interna que podemos decidir agarrar para hacernos responsables de nuestra vida.

    Un abrazo.

  • (02/10/2016 - 18:41h.) Carmen Ferrer Cortés

    A lo largo de todo el proceso que se presenta, encuentro una gran belleza a ese camino, un camino en el que al fin esta persona se empodera de su responsabilidad.
    Me causa ternura y admiración tal proceso de crecimiento, en el cual me siento muy identificada con diferentes aspectos que se muestran.

    Por otro lado, conecto con el respeto al ritmo de este camino (infinito) de "metamorfosis". En ocasiones me siento agobiada por no avanzar más rápido o como quisiera..., y paralelamente, salta mi conciencia de que he de respetar mi ritmo, respetarme, así como no crear expectativas imaginarias y sí aferrarme a mi verdadero proceso tal cual está siendo,... y tener la calma de que cada paso que he dado y estoy dando, me resultan muy significativos en mi vida, lo cual me causa felicidad.

  • (04/10/2016 - 11:00h.) María Gil

    Me he sentido muy identificada en casi todos los extractos. Sobre todo en el que decía "estar mirando por la mirilla en vez mirar que hay dentro de su casa". Justo en este punto me encuentro ahora mismo... "Vivir en mí". Viendo que hay en mi hogar. Habitando mi casa. Como decía en otras palabras: "aceptando lo que hay, aceptando el sentir". Y desde ahí conectar-me con el mundo externo. Gracias por compartir estos mensajes y reflexiones Vicente.

  • (14/10/2016 - 18:33h.) Fabián

    Como bien has dicho @María Gil, yo también me siento identificado en una gran parte del texto, a veces usa metáforas que hacen que nos planteemos incluso nuestro propio comportamiento...todo lo de esta web en general me parece algo útil y nunca te vas sin saber algo nuevo o reflexionar.

  • (18/10/2016 - 21:33h.) Beatriz Regalado Leyva

    Decía Odín Dupeyrón: Leche, huevos, terapia... Y muchos huevos para ir a terapia.

    Creo que el inicio de mi cambio de estado sencillamente, surgió, el día que ya no podía más. La rendición, la compasión, la comprensión, el derecho a ser.

    En la aventura de conocerme me doy cuenta de cantidad de necesidades que sigo sin saber atender bien. Y reconozco en el deseo del salto, la incomodidad de estar de pie.

    Gracias Vicente, me ha movido.

  • (21/10/2016 - 11:01h.) Haydée Mesa

    Me ha enternecido leer este relato, este crescendo de responsabilidad, autenticidad y autoapoyo...en una paciente con cuyos mecanismos he resonado.

    Una sensación de intimidad y delicadeza me acompañó durante la lectura.

    Gracias a los dos por compartir tanta belleza...

  • (27/01/2017 - 14:17h.) Samuel

    Esta historia de crecimiento personal por capítulos es un bello ejemplo de cómo podemos crecer y sanar nuestras heridas. Dirigiendo la mirada hacia uno mismo, aceptando lo que hay y enfrentándose a lo que tenemos dentro, para después haciéndonos responsables de nosotros mismos y nuestros actos, autopoyándonos, poder crecer y satisfacer nuestras necesidades.
    En lugar de evitar nuestro mundo interior y buscar fuera manipulando a los demás para que nos den lo que necesitamos, convirtiéndonos en personas dependientes de los demás para satisfacer nuestras necesidades y postergando nuestro sufrimiento ya que solo uno mismo puede satisfacer sus propias necesidades de una forma sana y plena.

  • (10/02/2017 - 22:54h.) Johanna Fröhlich Z.

    Es precioso el testimonio, muchísimas gracias por compartir las cartas!!!
    Son palabras tan honestas, me encanta la sinceridad y claridad de la paciente.
    Me reconozco en parte a mi misma;me inspira como la paciente ha sido capaz de dar ese "golpe de estado" personal- me encanta la expresión!
    Acepto mi ritmo y me doy cuenta que los apuntes y reflexiones (o correos) ayudan a deslumbrar los avances que a su vez motivan a seguir adelante.

  • (28/04/2017 - 12:44h.) Carol Padilla Moral

    Que bonita esta experiencia y qué necesario es escucharla de otras personas. Muchas gracias por compartirla a la chica y a Vicente por mostrárnosla.A mi me ayuda a seguir recordándome lo importante que es mirar hacia dentro y responsabilizarme de mi propio cambio de manera que pueda dejar atrás la queja y los antiguos mecanismos que ya no me sirven. Aun así el bicho aparece de vez en cuando para recordarme que sigue ahí, y que requiere de mi atención y cuidado ante otra nueva situación de vida.

  • (19/05/2017 - 18:12h.) Joaquin Cervilla Martin

    Bonito recorrido que pone en claro el papel del terapeuta y los viajes del paciente ante ese papel, hasta que recoge su propia responsabilidad.
    Como Terapeuta, nos enfrentamos a la protección egoica. Realmente esta profesión es alquímica...
    El plomo, en Oro...

    Abrazo Vicente.
    Gracias

  • (18/09/2017 - 14:28h.) Simeon Morato

    Gracias a ambos por compartirlo. Un gran viaje al interior del sí mismo con todo lo que conlleva. Un darse cuenta y una aceptación con el dolor que esto supone y como dice nuestro querido maestro Claudio "hay que atravesar el infierno para llegar al paraíso" .

  • (18/10/2017 - 19:26h.) Ana María

    Muy buen trabajo el que realiza esta chica, que va poniendo cada vez mayor conciencia, deshilvanando y tirando del ovillo hasta llegar a lo profundo, y tejiendo con ello su realidad, muy reparadora la experiencia de poder mantenerse en lo que hay y finalmente poder "redescubrirse".

  • (27/12/2017 - 17:39h.) Ataly

    Gracias por compartir las cartas, Vicente! Sin duda, representan estupendamente el cambio que se produce durante el proceso terapéutico, donde la mirada deja de dirigirse hacia afuera para empezar a dirigirse hacia adentro. Estas cartas son un claro ejemplo de ese "darse cuenta" que tanta luz nos da en el proceso de cambio.

    Pero además, hay dos frases que me han servido especialmente para mi reflexión personal: "que estupidez perder el tiempo mirando a través de la mirilla en lugar de ver qué hay dentro de tu casa" y "me gano a mí misma cuando dejo de intentar ganar a los demás".

    De nuevo, ¡GRACIAS!

 

Identificación

Si quieres, puedes utilizar tus datos de Qualia, Facebook o Twitter, de forma que aparecerá tufoto junto a tu comentario, y no será necesario que vuelvas a introducir tus datos en futuros comentarios.

 

Nuevo comentario

(Tu e-mail no será visible por el resto de visitantes.)