Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios, si continúas con la navegación entendemos que aceptas su uso.AceptarMás información
Noticias > El Río Chíllar, una refrescante excursión para combatir las altas temperaturas estivales
Qualia

El Río Chíllar, una refrescante excursión para combatir las altas temperaturas estivales

Naturalmente es una actividad diseñada para alejarte, por una horas, del estrés y el ruido de la ciudad, creada por Qualia, Psicología y Salud Emocional.

06/08/2013.

La ruta permite remontar el caudal del río entre gargantas de roca, vegetación, cascadas y pozas de agua.

“Naturalmente” propuso este fin de semana a los excursionistas visitar Nerja, en Málaga, donde se ubica el río Chíllar. Un lugar conocido por los senderistas y veraneantes ya que supone una opción perfecta para mitigar el intenso calor del verano y disfrutar de la naturaleza en un recorrido sin gran dificultad.

06/08/2013 por Qualia

 

La ruta ofrece una opción distinta a las saturadas playas de turistas para pasar una agradable jornada veraniega. El Chíllar es un corto río costero, localizado en la parte oriental de la provincia de Málaga, entre los términos municipales de Nerja y Cómpeta. Nace a más de 1.200 m en el núcleo del Parque Natural Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama. Su principal afluente es el Higuerón y permite un recorrido al alcance de toda la familia, ya que no reviste un gran esfuerzo.

Para evitar el sofocante calor de mediodía es recomendable comenzar temprano por lo que la salida desde Granada se realizó a las 7 de la mañana. Así en el primer tramo del día la temperatura fue fresca, estupenda para caminar y comenzar la jornada sobre las 8:20 a.m. aproximadamente. Para empezar los participantes aprovecharon una pequeña poza de agua para realizar algunos movimientos guiados por el maestro de taichi de Lola Alberola, terapeuta de Qualia y encargada de esta actividad.

El recorrido dura aproximadamente unas 5 horas y transcurre a lo largo del curso del río. Un trayecto de unos 8 kilómetros, salpicado de saltos de agua y pequeñas cascadas que hacen que el camino gane en espectacularidad.

Aunque hay que destacar sin duda la abundante vegetación de ribera, como cañaverales, juncos y palmitos; y el cruce de los cahorros, estrechas y altas gargantas a modo de impresionantes pasillos horadados en la roca. El conjunto forma un profundo desfiladero de mármoles que además de un bello paisaje natural, hace posible estar más en contacto con la naturaleza si cabe y regala una grandiosidad que impacta al visitante.

En un rellano del río se encontró el lugar idóneo donde hacer una breve parada para coger fuerzas y picar algo, para a continuación proseguir hasta el objetivo final de la excursión, unas magníficas pozas de agua naturales a modo de piscinas. Allí fue obligado un refrescante baño, y un rato para la comida y el descanso hasta el momento de descender de nuevo río abajo y desandar el camino.

La llegada, a las cinco de la tarde, permitió ir a tomar unos refrescos a Maro, contemplando unas bellas vistas de la costa antes de la despedida. Decir que ya a esa hora el entorno estaba lleno de gente, sobre todo familias y jóvenes. Es un lugar muy popular entre los senderistas ya que diferencia de la mayoría de los ríos de la vertiente mediterránea andaluza, por las características de sus fuentes y los materiales cársticos del lugar, el río Chíllar disfruta de un caudal relativamente constante a lo largo de todo el año.

Recordaros que retomaremos esta actividad en Septiembre. Para todos aquellos que no quieran perderse la siguiente ruta pueden inscribirse pulsando en el siguiente enlace: "Inscripción a la Ruata 13: Ermita vieja- Silleta del Padul" .

Naturalmente es una actividad diseñada para alejarte, por una horas, del estrés y el ruido de la ciudad, creada por Qualia, Psicología y Salud Emocional.