Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios, si continúas con la navegación entendemos que aceptas su uso.AceptarMás información
Noticias > "Inteligentemente" se adentra en la equívoca búsqueda de la felicidad en sensaciones efímeras como el placer o el alivio
Qualia

"Inteligentemente" se adentra en la equívoca búsqueda de la felicidad en sensaciones efímeras como el placer o el alivio

Psicología del placer es la novena sesión de Inteligentemente, una actividad organizada por Teodoro Sanromán director de Qualia , Psicología y Salud Emocional

05/02/2013.

Ser capaces de desengancharnos de las experiencias a las que somos adictos o huidizos proporciona auténtica satisfacción

Todos buscamos la felicidad, pero lo hacemos buscando constantemente cosas o evitando situaciones que sólo nos darán calma, porque antes o después aparecerá de nuevo la amenaza. Darnos cuenta que sólo se trata de experiencias creadas por nuestra mente, a la que somos adictos o huidizos, y ser capaces de desengancharnos o entregarnos a ellas, nos llenará de verdadera satisfacción.

05/02/2013 por Qualia

 

¿Por qué tanta lucha? Es la cuestión que propuso la 9ª sesión del ciclo “Inteligentemente” celebrada el pasado miércoles en el Centro de Psicología y Salud Emocional Qualia. Bajo el título “Psicología del placer”, se planteó el porqué nos pasamos la vida luchando por conseguir aquello que anhelamos y sorteando aquello que nos aterra. ¿Pero son realmente nuestros deseos y miedos los causantes de tanto esfuerzo y sufrimiento? Y lo que es aún más importante ¿merece la pena esta batalla?

Teodoro Sanromán, psicólogo y especialista en Terapia Gestalt, invitó a detenernos un momento a recapacitar sobre nuestras metas o evasiones, para hacernos caer en la cuenta que buscamos la felicidad o huimos de cosas que no son más que ideas creadas por nosotros mismos. Está en nuestra mano permanecer adictos o esquivos de ciertas experiencias, sensaciones que realmente lo que hacen es aliviar otros malestares anteriores. Plantearnos que podemos estar equivocados, tomar conciencia y responsabilidad de nuestro devenir en la vida, y ser capaces de desengancharnos o entregarnos, sí que puede llevarnos a una verdadera satisfacción.

Triunfar en la vida, quien no querría ver cumplido este deseo de una y mil formas. Estudiar una carrera, lograr una beca para un máster, ir ascendiendo en el trabajo y ser bien retribuido económicamente para desarrollar una grata vida personal, encontrar una pareja, coche, casa, niños. ..Llenamos nuestra vida de metas en las que ponemos grandes esfuerzos porque pensamos que con ellas lograremos el éxito, la llamada calidad de vida, la felicidad.

Sin embargo la ilusión por estos pequeños logros se desvanece tras el primer contacto. Dejan de ser novedad y con el tiempo, pasan de gratificantes incluso a incómodos. Pasan al furgón de cola de nuestras prioridades y nos marcamos otro objetivo. Vivimos en este constante anhelo ya que fijamos nuestro interés en el placer o en el alivio, ambas efímeras. Sufrimos más que gozamos por obtener una sensación momentánea, y siempre volverá esa necesidad de huir del malestar o conseguir lo que tanto deseamos. Esa paz que no encontraremos a menos que cortemos que este círculo vicioso, que tomemos las riendas y nos hagamos dueños de nuestras experiencias, de lo que sentimos, atravesando aquello que nos soportamos o privándonos de lo que resulta imprescindible. Solo entonces tendremos la satisfacción de comprobar que nada es tan horrible ni tan maravilloso como nos parece. Todo está en nuestra mente, en nuestro cerebro que nos engaña, que nos hacer ver que está fuera, lo que solo está dentro de nosotros.

No te pierdas la próxima charla, "Psicología de la libertad", que tendrá lugar el miércoles 12 de febrero, a la que puedes inscribirte de forma presencial u online en Evento: Charla "Psicología de la libertad".

 

Psicología del placer es la novena sesión de Inteligentemente, una actividad organizada por Teodoro Sanromán director de Qualia , Psicología y Salud Emocional