Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios, si continúas con la navegación entendemos que aceptas su uso.AceptarMás información
Revista Internacional de Intervenciones en Salud Emocional, editada por Teodoro Sanromán, director de Qualia, Psicología y Salud Emocional, centro especializado en Terapia Gestalt.Riisa-e. Revista Internacional de Intervenciones en Salud Emocional.

El medio de comunicación para los especialistas que trabajan por la Salud Emocional. Una revista con vocación integradora, científica, multidisciplinar y multienfoque.
Revista > Contenidos > Referencia de investigación > Educación emocional para niños, nueva vía para superar sus miedos
Pág.: 2/63 

Revista Internacional de Intervenciones en Salud Emocional, editada por Teodoro Sanromán, director de Qualia, Psicología y Salud Emocional, centro especializado en Terapia Gestalt.

Educación emocional para niños, nueva vía para superar sus miedos

Un campamento de verano enseña a los más pequeños a mejorar su autoestima y a trabajar en equipo 

El pasado verano más de 200 niños viajaron hasta Santa María de Palautordera para asistir a un campamento de verano diferente y centrado en la educación emocional. Allí los pequeños aprendieron a superar la frustración y sus miedos pero también a potenciar la confianza en sí mismos y el trabajo en equipo. Una alternativa para aprender habilidades útiles que les servirán no solo en el presente sino de cara al futuro. 

13/03/2014 por Qualia.

    

En la Granja de Santa María de Palautordera pudieron aprender a identificar sus emociones y trabajar por ejemplo la generosidad, la empatía, la frustración pero también sus miedos. "Nunca en 30 años de experiencia había visto que los niños tengan tantos miedos a todo", manifestó en una entrevista Cristina Gutiérrez, codirectora de la granja.

En el campamento se potenció el trabajo en equipo utilizando técnicas de coaching personal y de alto rendimiento, aplicadas a su edad. A través de juegos, deportes de aventura, el contacto con la naturaleza y los animales se ayudó a los niños a desarrollar habilidades vitales como la confianza en sus compañeros, la coordinación o la cooperación. Una manera en definitiva de aprender jugando, de asimilar y superar mediante herramientas divertidas nuestros temores y potenciar la autoestima.

Las últimas corrientes sobre maduración biopsicológica llaman la atención sobre la importancia de la formación de la persona en sus primeros años para el resto de su vida, siendo una buena base emocional fundamental para el desarrollo cerebral y el resto de capacidades. La propio OMS alerta sobre la prevención de la neurosis en la infancia, el desarrollo de las virtudes en los niños y la urgencia de incidir en los educadores con otra mirada hacia el aprendizaje. Para no repetir modelos aprendidos o transmitir frustraciones, sino enseñarles a autorregularse, y potenciar su avance desde el respeto, amor y afecto, en un proceso de humanización de la educación.
  

 

Más información...

   

Pág.: 2/63