Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios, si continúas con la navegación entendemos que aceptas su uso.AceptarMás información
Mediateca > Entrevistas > Entrevista: Lola Alberola, "Saca jugo a la rutina"
Qualia

Entrevista: Lola Alberola, "Saca jugo a la rutina"

Un espacio en el que conocer más profundamente a los Terapeutas y Psicólogos que colaboran estrechamente con Qualia, Psicología y Salud Emocional, así como su relación con la Terapia Gestalt y su trayectoria.

Saca jugo a la rutina, haz diferente tu día a día y reserva un valioso tiempo para ti

Lidiar con la cotidianeidad no es fácil, es necesario tomar conciencia de nuestras necesidades y atenderlas.

Encaramos un año nuevo, dejamos atrás las fiestas y comienza a pesar la rutina. En el mejor de los casos hemos tenido un período para descansar, desconectar, y recargar las pilas durante las vacaciones. Pero el pensar que quedan por delante unos cuantos meses para poder volver a disfrutar de estas, es motivo de desánimo. Tener la sensación de que todos los días son iguales, la falta de tiempo libre y el estrés, ahogan.

 

En invierno anochece antes, los días se hacen más cortos, hacemos menos vida social y al aire libre por las bajas temperaturas, y todo ello afecta a nuestro estado de ánimo.

A esto se une que convertimos el primer mes del año en una época de buenos propósitos, de marcarnos retos que muy a menudo dejamos a medio camino. Entre ellos debería estar en primer lugar, ser más felices.

Si no podemos liberarnos de ciertas cargas, al menos hacer lo posible por llevarlas mejor, y procurar que nuestros objetivos no nos pesen demasiado. Y ante todo dedicarnos un tiempo necesario para estar en contacto con nosotros mismos nos ayudará a conseguir una vida más satisfactoria.

Conversamos con Lola Alberola, psicóloga de Qualia, para que nos aconseje sobre estos temas de interés comunes a todos.

 

Ir al gimnasio, perder peso, dejar hábitos pocos saludables…Parece que nos pasamos la vida proponiéndonos cumplir las mismas asignaturas pendientes. ¿Es conveniente ponerse muchas metas con la idea de que alguna conseguiremos? ¿O centrarse y poner todo lo esfuerzo en un objetivo?

Lola:
Volvemos de las vacaciones con ilusión y con ganas de planificar, y sobre todo con ganas de mantener aquello de lo que hemos disfrutado en vacaciones también durante todo el año. Más que apuntarnos a mil cosas sobre las que no tenemos verdadero interés, es mejor intentar continuar teniendo contacto de alguna manera con las que nos gustan.

Hay que ser ante todo realistas, marcarnos objetivos asumibles para no abandonarlos a la primera de cambio, ser honestos con nosotros mismos y escoger cosas que sepamos vamos a poder mantener. Se trata de un compromiso que hacemos con nosotros mismos. Y demasiados problemas tenemos ya para angustiarnos con más a sabiendas que no los podremos cumplir.

 

¿Cuáles son algunos ejemplos de esos “buenos retos”?

Lola: En primer lugar hay que procurar buscar momentos, sea cual sea la situación, para estar con uno mismo, contactar con lo que se necesita. Esto nos ayudará a marcarnos unos objetivos adecuados.

En la medida de lo posible también hay que intentar todo el año cuidar nuestro cuerpo realizando actividades corporales como las que solemos hacer más con el buen tiempo. Estas movilizan y equilibran nuestra energía y nuestro pensamiento. Son muy importantes para que la mente esté más fluida, para que las cosas que se presenten en la vida cotidiana las podamos resolver más fluidamente, ayudan a que surjan más ideas. El cuerpo incide en cómo pensamos y sentimos, y viceversa. Para ello es muy útil la meditación.

 

Al estrés posvacacional, en la actualidad cobra también mucho peso, la ansiedad de comenzar un nuevo curso sin empleo. ¿Cómo mantener las expectativas y no desesperar?

Lola: Se hace dura la vuelta al trabajo si este no nos gusta. Esta situación nos somete a una mayor tensión. Al igual que si se está en el paro. Pero saber que se puede lidiar esta situación, que se puede vivir de una manera diferente, es fundamental. Hay que tomar conciencia de que se trata de algo temporal y buscar ayuda en el caso de que se necesite.

Hay que mantener la esperanza de que se puede encontrar trabajo o cambiar a otro mejor, y hacer lo posible para conseguirlo con una mentalidad positiva. En el caso del desempleo se puede aprovechar para plantearse donde queremos ir y dar pequeños pasos. Y si no se pueden cambiar las condiciones, con el simple hecho de tener una visión de que se puede hacer algo para salir, ya conseguiremos vivirlo de otra manera.

 

¿Cómo cargar con la rutina, cómo hacer más llevadero el día a día?

Lola: Debemos incorporar a nuestra vida cosas que nos gusta hacer, con las que disfrutamos, aunque solo sea en pequeñas dosis. Es muy aconsejable dedicar al menos media hora al día para nosotros, para hacer lo que queramos: leer, bailar, pasear, meditar…

No necesitamos demasiado para hacer nuestro día diferente. El problema no es el tiempo, sino ser creativos y buscar la manera de hacer cosas distintas, darnos pequeñas sorpresas. En lugar de coger el coche ir caminando al trabajo, probar una receta nueva, o dar un breve paseo después de los quehaceres, nos servirá para descongestionarnos, para hacer pequeños y agradables cambios.

Los fines de semana se puede planear un tiempo lúdico sin necesidad de gastar mucho dinero, disfrutando de lo que está cerca de nosotros. Buscar ofertas culturales y de ocio gratuitas, fiestas, conciertos; o realizar una excursión para hacer ejercicio y estar en contacto con la naturaleza, en la playa o la montaña, están a nuestro alcance y nos permitirá disfrutar de una jornada diferente. Hay que dejarse sorprender por lo cercano, siempre hay paisajes y rincones por descubrir o visitar de nuevo, tanto solos como en familia o con amigos.

Y estemos donde estemos, no perdernos de nosotros mismos, estar receptivos a lo que nos brinda cada momento, a nuestras sensaciones, y reservarnos un tiempo cada día para nosotros, para dejarnos sentir y meditar.