Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios, si continúas con la navegación entendemos que aceptas su uso.AceptarMás información
Revista Internacional de Intervenciones en Salud Emocional, editada por Teodoro Sanromán, director de Qualia, Psicología y Salud Emocional, centro especializado en Terapia Gestalt.Riisa-e. Revista Internacional de Intervenciones en Salud Emocional.

El medio de comunicación para los especialistas que trabajan por la Salud Emocional. Una revista con vocación integradora, científica, multidisciplinar y multienfoque.
Revista > Contenidos > Referencia de investigación > La educación emocional y social reduce la violencia escolar
Pág.: 4/63 

Revista Internacional de Intervenciones en Salud Emocional, editada por Teodoro Sanromán, director de Qualia, Psicología y Salud Emocional, centro especializado en Terapia Gestalt.

La educación emocional y social reduce la violencia escolar

Un estudio demuestra que la educación emocional y social en los escolares reduce la violencia y fomentar la igualdad en los mismos. 

Aplicar la educación emocional y social reduce la violencia fomenta la igualdad y capacita para "afrontar las incertidumbres", según el informe de la Fundación Botín 2013 analizando las experiencias educativas en 16 países. 

22/10/2013 por Qualia.

    

Expertos en educación procedentes de Argentina, Austria, Israel, Noruega, y Sudáfrica, compartieron recientemente sus experiencias con profesionales de colegios españoles de la Red de Centros Educación Responsable de la Fundación Botín; un modelo educativo propio que ya se desarrolla en centros escolares de Cantabria, Madrid, La Rioja y Navarra.

Los resultados del Informe Fundación Botín 2013 subrayaron que los países en los que existe una estrecha relación entre educación y trabajo, como Alemania, tienen las tasas más bajas de desempleo juvenil. Por el contrario, estudios realizados en Noruega demuestran que los resultados académicos son mediocres y peores que en otras naciones que invierten cantidades similares en educación: “hay ruido e interrupciones continuas en clase”, y “los alumnos parecen carecer de estrategias de aprendizaje, sus habilidades matemáticas y de resolución de problemas son muy inferiores a las de otros países equiparables".

Además aquellos centros escolares que disponen de unos programas de educación emocional y social eficaces son los únicos capaces de fomentar en los alumnos su propia capacidad para actuar como igualadores sociales respecto a problemas de conducta, dificultades de aprendizaje y diferencias entre entornos culturales.

Todas estas conclusiones evidencian las deficiencias en los sistemas educativos y la "imperiosa necesidad" de abordar una reforma general y de ofrecer a los alumnos programas de educación emocional y social adecuados.
Como ejemplo, en Israel gracias a una iniciativa de su Ministerio de Educación respecto a la educación emocional, que se ha implantado ya en 1.200 escuelas, en los dos últimos años se ha conseguido reducir la violencia escolar en un 30%.

 

Más información...

    

    

Pág.: 4/63