Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios, si continúas con la navegación entendemos que aceptas su uso.AceptarMás información
Revista Internacional de Intervenciones en Salud Emocional, editada por Teodoro Sanromán, director de Qualia, Psicología y Salud Emocional, centro especializado en Terapia Gestalt.Riisa-e. Revista Internacional de Intervenciones en Salud Emocional.

El medio de comunicación para los especialistas que trabajan por la Salud Emocional. Una revista con vocación integradora, científica, multidisciplinar y multienfoque.
Revista > Contenidos > Referencia de investigación > Las capacidades emocionales están disminuyendo gradualmente
Pág.: 31/63 

Revista Internacional de Intervenciones en Salud Emocional, editada por Teodoro Sanromán, director de Qualia, Psicología y Salud Emocional, centro especializado en Terapia Gestalt.

Las capacidades emocionales están disminuyendo gradualmente

Una hipótesis provocadora sugiere que los seres humanos están perdiendo sus capacidades intelectuales y emocionales.

Trends in Genetics publica un interesante estudio del que se desprende la incipiente pérdida de las capacidades intelectuales y emocionales del ser humano, debido a que su capacidad cerebral es particularmente susceptible a las mutaciones en esos campos.

16/01/2013 por Qualia

    

«El desarrollo de nuestras facetas mentales y la optimización de miles de genes de conocimiento probablemente ocurrió en grupos dispersos de los pueblos antes de que nuestros ancestros emergieron de África», dice el autor de los informes, el doctor Gerald Crabtree, de la Universidad de Stanford, en California, Estados Unidos.

Este estudioso explica que en ese entorno, la inteligencia era crítica para la supervivencia y condujo a un pico en la sabiduría humana. A partir de ese momento, es probable que poco a poco empezara a perder terreno.

En base a cálculos de la frecuencia con la que aparecen mutaciones en el ADN y la suposición de que se necesitan hasta 5.000 genes para la capacidad intelectual, Crabtree estima que dentro de 3.000 años (unas 120 generaciones) todas las personas habrán vivido dos o más modificaciones perjudiciales para su estabilidad emocional o intelectual. «Creo que vamos a conocer cambios que pueden comprometer nuestra función intelectual», sentenció.
 

Más información ...

   

   

Pág.: 31/63