Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios, si continúas con la navegación entendemos que aceptas su uso.AceptarMás información
Revista Internacional de Intervenciones en Salud Emocional, editada por Teodoro Sanromán, director de Qualia, Psicología y Salud Emocional, centro especializado en Terapia Gestalt.Riisa-e. Revista Internacional de Intervenciones en Salud Emocional.

El medio de comunicación para los especialistas que trabajan por la Salud Emocional. Una revista con vocación integradora, científica, multidisciplinar y multienfoque.
Revista > Contenidos > Referencia de investigación > Las caricias maternas sanan a los hijos
Pág.: 1/63 

Revista Internacional de Intervenciones en Salud Emocional, editada por Teodoro Sanromán, director de Qualia, Psicología y Salud Emocional, centro especializado en Terapia Gestalt.

Las caricias maternas sanan a los hijos

Las caricias maternas mejoran la adaptabilidad fisiológica del bebé y reducirá sus emociones negativas

Una investigación realizada en el Reino Unido ha revelado que las caricias maternas pueden sanar los efectos sobre los hijos del estrés de la madre durante la gestación.  

24/06/2014 por Qualia.

    

Desde hace unos años se está poniendo especial atención a los efectos emocionales y traumáticos de los bebés tras su nacimiento. Motivo de numerosas investigaciones y de diversos estudios se han llegado a conclusiones bastante reveladoras. Las primeras revelaciones iban enfocadas al contacto materno-filiar, llegando a conclusiones contrastadas que ya nadie pone en duda como es el llamado “contacto piel con piel” que hace que madre y bebé se equilibren emocionalmente y afiancen sus lazos afectivos. Hoy nos llega una interesante noticia desde Reino Unido, ciudad donde se ha llevado a cabo un interesante estudio relacionado con las caricias de la madre hacia el hijo en las semanas sucesivas al parto dando como dato concluyente que éstas tienen un efecto sanador que ayuda a borrar las posibles secuelas traumáticas de parto y gestación en el pequeño.

El aumento en la incidencia de la depresión materna se relaciona por un lado con una menor adaptabilidad fisiológica y por otro con una mayor cantidad de emociones negativas en los hijos, todo ello debido a una falta de caricias por parte de la madre.

El estudio, publicado recientemente en la revista PLoS ONE, contribuye al conocimiento que se posee sobre esta afección y permitirá diseñar mejores servicios de información para las embarazadas y sus parejas.

Estudios anteriores habían descubierto que el estrés durante el embarazo puede provocar problemas con respecto al comportamiento y las emociones de los niños durante periodos prolongados de tiempo.

 

 

Más información...

 

   

Pág.: 1/63