Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios, si continúas con la navegación entendemos que aceptas su uso.AceptarMás información
Qualia

Alicia Martínez. Psicóloga en Granada

Alicia Martínez

 

 

 

 

Tu tarea no es buscar el amor, 
sino buscar y encontrar dentro de ti
todas las barreras
que has construido contra él.

                                                  Rumi

 

 

 

 

Estoy agradecida por haber tenido la suerte de que la búsqueda de mi vida haya desembocado casi por si sola en mi vocación.

Desde la inconsciencia de mi adolescencia sentía el deseo de entender al ser humano, estudie psicología con ese solo propósito, tras leer a Hermann Hesse quedé fascinada por ese algo más que hay detrás de cada uno de nosotros y me lancé a buscarlo en la Psicología.

Al acabar la carrera, que con tanta ilusión empecé, seguía sin entender el corazón y la mente de las personas, porque no entendía mi propio corazón. En medio de esta frustración, el vacío y la falta de sentido de mi vida, fui buscando consuelo y me topé con la Terapia Gestalt. Aunque sabía de buena tinta que era algo bueno y que me ayudaría, tardé tiempo en decidirme a realizar los cursos que encontraba, ya que en ese tiempo no había escuelas en Granada. Tenía miedo a mi sentir, era un mundo tan desconocido que temía perderme, pero para mi sorpresa fue todo lo contrario, el regalo fue que me encontré, que cuanto más me reconocía y aceptaba, más reconocía y aceptaba a los demás. Muchos de mis aprendizajes parecían magia, cuando algo cambiaba en mi interior, también cambiaba fuera.

Los primeros cursos relacionados con Gestalt me fueron abriendo el camino, en mi trabajo como psicóloga me fui perfeccionando gracias a un gran maestro que me enseñó la Terapia Centrada en la Persona, con la que aprendí la verdadera empatía, la aceptación incondicional y comencé la formación de terapeuta Gestalt, que me ofreció un conocimiento profundo de mi misma y un universo de herramientas personales y terapéuticas. Ahora me siento en un estado de plenitud gracias a este camino de crecimiento personal, que no acaba y está en el centro de mi vida y mi profesión.

     

¿Qué es para mí la Terapia Gestalt?

Para mí la Terapia Gestalt es la brújula del ser, es una herramienta que ayuda a las personas a centrarnos en nosotras mismas, a expresarnos tal como somos, auténticos y genuinos. Hace que nos podamos colocar en nuestro centro, que nos miremos, nos conozcamos y así poder responsabilizarnos de nuestros actos, pensamientos y emociones, en definitiva de nuestra persona.

La Terapia Gestalt es una actitud ante la vida, una actitud que se puede aprender a través de la relación terapéutica o con relaciones basadas en la autenticidad y la aceptación plena, cuando una persona es vista en su dolor y aceptada, saca de si la capacidad de auto-regularse y auto-sanarse, de tomar sus propias decisiones y responsabilizarse de sí mismo.

La Terapia Gestalt para mí es importante porque repercute en todas nuestras relaciones, nuestra autoestima, en nuestra forma de estar y confiar en el mundo, en la vida, disminuye el miedo, la angustia y nos acerca a un estado armónico y feliz, en el que los problemas nos afectan, nos duelen, nos enfadan, pero no nos sumergen en un pozo sin salida, ya que tenemos herramientas para enfrentarnos a ellos. Muy resumidamente esto es para mí la Terapia Gestalt.

    

Currículo

  • Psicóloga.
  • Especialista en Terapia Gestalt.
  • Miembro del Equipo Terapéutico de Qualia, Psicología y Salud Emocional.
  • Formación de post-grado en Gerontología Social.
  • Formación en Recursos Humanos y Orientación Laboral.
  • Coordinación de grupos de autoayuda y la formadora de profesionales en Terapia Centrada en la Persona (C. Roger).
  • Docente en Talleres de Autoestima, Habilidades Sociales, Resolución de Conflictos, Duelo, Relajación, Risoterapia y Curso de Formación Profesional Ocupacional.